El aborto es un derecho

 Por: Héctor Anaya

yo

En la mayoría de los países de Europa el aborto es visto como un derecho necesario en las primeras semanas del embarazo, sin embargo, en España es visto como un delito gracias al nuevo texto aprobado el pasado viernes 20 por el consejo de ministros. Esta nueva ley del aborto, la más restrictiva de la democracia española, suprime el supuesto de anomalía fetal, hace que la mujer se enfrente a más dificultades para alegar daños psíquicos y los menores deberán contar de nuevo con la autorización paterna para abortar.

Todo esto me hace preguntarme: ¿Hacia dónde estamos yendo? ¿Está perdiendo España en libertades y derechos? ¿Está mermando la democracia? Es curioso el interés de los políticos en que España se parezca económicamente a estados como Alemania, Francia o Inglaterra –en los que el aborto es un derecho de la mujer –, pero sin pretender equipararnos en libertados y progreso a ellos, ¿no deberíamos empezar por imitar sus libertades, su desarrollo social y su progreso para intentar acercarnos económicamente a ellos?

Otra cosa que me llama la atención y me resulta incluso cómico es el nombre de la nueva ley, arcaica y retrograda que hace que España esté a la cola de Europa: Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada. ¿Se protege a la mujer embarazada al obligarla a tener a un hijo para el que puede no estar preparada psicológica, física o económicamente? ¿Forzar a una mujer a traer al mundo a un niño al que no querrá es pensar en el bienestar de una criatura? ¿Hacer venir al mundo a un feto con una malformación o enfermedad incompatible con la vida es proteger la vida del concebido?

Por último, estoy seguro de que la aprobación de la nueva ley traerá una gran cantidad de muertes o daños irreparables en las mujeres que practiquen los abortos en la clandestinidad.

 

twitter: hectoranaya94