Cuando el esquí de lujo se convierte en una trampa mortal

 

Por Mónica Maristain

 

Michael Schumacher skiing accident

 

El grave y reciente accidente del ex campeón de Fórmula Uno Michael Schumacher en Los Alpes, mientras esquiaba en el lujoso complejo de Méribel, evoca otros episodios del mismo tenor y que no tuvieron final feliz.

“Schumi”, probablemente el mejor deportista alemán de los últimos tiempos, se debate entre la vida y la muerte; las graves lesiones cerebrales sufridas cuando se estrelló contra una roca y la caída que lo mantiene en coma con pronóstico reservado y en un estado de salud “comprometido” tienen en vilo a sus compatriotas y a todos los amantes del automovilismo en el mundo.

 

natasha-richardson-y-liam-neeson Natasha Richardson junto a su marido Liam Neeson. Foto: EFE

 

Su caída recordó la sufrida por la actriz Natasha Richardson, hija de Vanessa Redgrave y esposa de Liam Neeson, en 2009, mientras tomaba una clase de esquí en el exclusivo centro de Mont Tremblant, ubicado en la región francófona de Canadá. Como Schumacher, la actriz, de 45 años, salió por su propio pie y totalmente lúcida luego de caerse, pero la situación fue empeorando con el transcurrir de las horas, hasta que finalmente falleció a causa de un hematoma epidural accidental causado por un golpe brusco en la cabeza. Natasha no llevaba casco y eso fue la probable causa de su deceso. Michael llevaba casco y eso lo salvó de una muerte inmediata.

 

EL ESQUÍ Y LA REALEZA

En la víspera, otro accidente de esquí dio que hablar a la prensa en Europa, al saberse que la princesa Victoria de Suecia se había lesionado un pie mientras practicaba el deporte junto a su familia en los Alpes suizos.

La Casa Real de Suecia tiene una gran afición al esquí, tal como su par de Holanda, que debió sufrir este año la pérdida del príncipe Johan Friso, quien murió en agosto luego de permanecer en coma durante un año.

Johan Friso, de 44 años de edad, sufrió un accidente mientras esquiaba en Lech, Austria, cuando fue atrapado por una avalancha.

Inicialmente fue tratado en Londres, donde residía con su mujer y sus dos hijas; luego fue trasladado al palacio Huis ten Bosch de La Haya, su país natal, puesto que en Reino Unido no estaba teniendo la recuperación que esperaban.

La realeza española también padeció los avatares en los centros de esquí cuando en 1989, Alfonso de Borbón Dampierre murió a causa de un accidente provocado por un cable de acero de cuatro milímetros de grosor, que segó su arteria carótida y acabó con su vida en La estación invernal de Beaver Creek, en las Montañas Rocosas de Colorado (EE UU).

 

aspen-mountain-ski-resort-downtownEl esquí de lujo en Aspen, Colorado. Foto: Especial

 

Alfonso de Borbón, duque de Cádiz y primo del rey Juan Carlos, tenía 50 años cuando murió en la pista de Colorado donde también alcanzó la muerte el joven Michael Kennedy, hijo de Robert Kennedy, asesinado en 1968.

Michael, de 39 años, murió a causa de las heridas que sufrió en la cabeza al chocar con un árbol mientras se divertía con su familia en el exclusivo centro de esquí Alpine Mountain, de Colorado.

En 1998, el cantautor y activista político Sonny Bono, ex esposo de Cher y padre de Chaz Bono, fallecióa l chocar de cabeza contra un árbol mientras esquiaba en la estación de Heavenly Ski, en la Sierra Nevada de California, cerca de la localidad de Reno (Nevada, EE UU).

 

cb_sonny_cher_ll_131104_16x9_608Sonny Bono y Cher, otros tiempos. Foto: Especial

 

El accidente se produjo, según portavoces de la estación, en una ladera que el Bono, de 62 años, conocía bien y donde solía esquiar desde finales de los ‘70, después de su divorcio legal y artístico de Cher, la cantante y actriz con la que formó pareja durante una década, entre 1964 y 1974.

 

Sin Embargo

Noticias Otros Medios

Deja un comentario