Fotógrafos fallecidos en 2013

El Committee to Protect Journalists, asociación sin ánimo de lucro que que promueve la libertad de prensa ha publicado el análisis anual donde analiza las causas, lugares y razones de los fallecimientos de fotopoeriodistas mientras realizan su trabajo.

 

fotoperiodista-en-guerra-800x533

 

Por Carmen Porteiro

Si el mes de diciembre es el mes de los rankings, el día 31 es el día del repaso a obituarios del año, o por lo menos, yo lo tengo asociado a una noticia en el informativo, con fotos de los famosos que han ido falleciendo durante el año y un continuo “Oh, no me acordaba” o “Ay, yo no sabía de éste”. En el mundo de la fotografía, sobre todo el fotoperiodismo, lamentablemente tenemos que hablar de muertes injustas, de víctimas y, sobre todo del “lugar equivocado en el momento equivocado”. Hoy he estado leyendo durante un buen rato un informe estadístico elaborado por el Committee to Protect Journalists, organización independiente, sin ánimo de lucro, que promueve la libertad de prensa en todo el mundo y que se puede (yo recomiendo) ver en su página web, donde se analíza el número de fotógrafos fallecidos en 2013 y sus causas.

En este informe, podemos observar cuáles son los países más peligrosos para un fotoperiodista, reportero gráfico o profesional de la información: Siria ha sido el país más peligroso para los periodistas en 2013, seguidos de Irak y Egipto, que han visto aumentado el nivel de violencia. 2/3 de los, como denominan en el Committee to Protect Journalists, asesinatos a periodistas durante el año han ocurrido en Oriente Medio, la cuna de la civilización. Terrible.

 

grafico2Gráfico de la evolución de fallecimientos por año y mapa de países con más fotoperiodistas fallecidos

 

Son 70 los fotoperiodistas que han sido asesinados mientras realizaban su trabajo en 2013 (4 menos que en el año anterior). Esta organización está investigando las muertes de 25 fotoperiodistas más para establecer si estaban relacionadas con su trabajo. Pakistán, Somalia, India, Brasil, Filipinas, Mali y Rusia son países donde también han muerto periodistas durante el desarrollo de su trabajo. De todos estos fallecidos, el 36% ha ocurrido en un combate y el 20% durante otro tipo de misión peligrosa. El conflicto en Siria ha sido el que mayor número de muertos ha sumado, con al menos 29.

Entre las víctimas está Yara Abbas, un corresponsal para el canal de televisión que murió cuando el vehículo en que viajaba fue objetivo de francotiradores rebeldes en la ciudad de Al-Qusayr. Un país realmente peligroso para los periodistas que se encuentran allí tratando de informar de lo que pasa. Además, cerca de 60 profesionales han sido secuestrados durante este año y al menos uno falleció estando cautivo; otros han sido torturados y recuerdo que todavía permanece secuestrado el fotoperiodista Ricardo García Vilanova junto con Javier Espinosa (corresponsal de El Mundo).

En Iraq han fallecido este año al menos 10 periodistas, 9 de ellos asesinados y todos en el último trimestre de este año. El cámara Mohammed Ghanem y el corresponsal Mohammed Karim al-Badrani, ambos del canal de TV independiente Al-Sharqiya, fueron atacados mientras filmaban un reportaje sobre los preparativos de la festividad Eid al-Adha en la ciudad de Mosul, en octubre.

La política y los choques de ideologías extremas, la violencia callejera vinculada a este clima de tensión política ha hecho empeorar la situación en Egipto, donde 6 periodistas murieron mientras estaban trabajando, 3 de ellos en el mismo día, cuando informaban sobre ataques de las fuerzas de seguridad egipcias contra manifestantes partidarios del depuesto presidente Mohamed Morsi y los Hermanos Musulmanes.

Según este informe, Egipto e Iraq desplazaron a Pakistán y Somalia en este tétrico ranking de países violentos. En 2013 murieron 5 periodistas en Pakistán (la cifra más baja desde 2010), profesionales en el punto de mira en este país 4 de ellos víctimas de atentados con explosivos. El quinto fallecido, Ayub Khattak de la publicación Karak Times, fue abatido tras denunciar actividades de narcotráfico por parte de la delincuencia local.

Somalia es un país muy peligroso para los periodistas, pero, aun así, la cifra de víctimas ha descendido en este año a 4, en comparación con los 12 del año anterior. Todos ellos fueron asesinados ante la impunidad del gobierno e incluso tras haber reforzado los profesionales sus medidas de seguridad.

 

ALTfoto

A pesar de este gran número de fallecidos concentrados en África, en escenarios de conflicto o de inestabilidad política, democracias como Brasil no se libran de esta lacra. Allí, varios periodistas han sido víctimas tras denunciar la delincuencia y corrupción a niveles locales y se investigan 5 muertes más.

Y así podría seguir describiendo país a país, pero me parece ya excesivo.

Periodistas que tratan de mostrar la problemática que los rodea, denunciar casos de violencia, delincuencia, corrupción, tráfico ilegal de todo tipo, son aquellos que están en el centro de la diana. Incluso sus colaboradores son atacados. Y todos estos datos que recopila la organización y que analiza individualmente para aclarar las circunstancias que rodean cada muerte son necesarias.

Sé que es un artículo un poco duro y pesimista para cerrar el año, pero es necesario dar a conocer el peligro que corren aquellos que trabajan para hacernos saber qué está ocurriendo. Esperemos que este 2014 cambien y mejoren las estadísticas, porque será síntoma de una mejora en este mundo enfermo que habitamos.

Podéis ver en este enlace las estadísticas, el listados de los fallecidos, divididos entre asesinados y todavía sin confirmar la naturaleza de su muerte.

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario