El extraño caso de un navegante malagueño: Isidoro Arias

Por Álvaro Martín

Isidoro Arias.

Isidoro Arias.

En España también tenemos personajes con misterio, valientes hombres y mujeres cuya vida se vio truncada de forma extraña, como es el caso de Isidoro Arias.

Este marino malagueño es recordado año tras año en su tierra por ser el primer andaluz en dar la vuelta al mundo en vela, tarea nada fácil y apta solo para aventureros que conozcan bien el mar y sus crípticos mensajes. Mensajes que a veces los no iniciados no sabemos leer; un ligero viento o un oleaje mayor de lo normal pueden estar anunciando una catástrofe.

Con 49 años, Isidoro zarpó en solitario en su velero desde Benalmádena, con un reto y una ilusión. Pero aquel 28 de marzo de 2001 no se imaginaba lo que estaba por venir. Pasaron los meses e Isidoro mostraba un deterioro físico y anímico en sus mensajes, que podían leerse en una página web, así como en las comunicaciones con su familia, los cuales estaban muy preocupados. Se vieron mensajes confusos e inconexos propios de alguien que lo está pasando mal.

Finalmente, el 25 de marzo de 2003 Isidoro tuvo la que sería la última conversación con su familia, en la que mencionaba que unos pequeños seres estaban molestándolo y acabando con su cordura, unos seres que quizás mencionó en el que también fue su último mensaje escrito: Alguien está subiendo por el casco del barco. A 600 millas náuticas (unos 1.100 km) del lugar poblado más cercano – Isla de Santa Elena – despareció Isidoro en medio del Océano Atlántico. Días más tarde su barco fue encontrado vacío pero sin signos de violencia ni deterioro.

 

Isla de Santa Elena (google maps)

Isla de Santa Elena (google maps)

 

Si bien es cierto que en alta mar son muchos los testimonios de alucinaciones causadas por el insomnio o la mala alimentación, no son tantas las desapariciones inexplicables. Además, Isidoro era una persona totalmente normal con muchas travesías a sus espaldas, un hombre experimentando que paulatinamente fue mandando mensajes confusos, a la vez que decía no estar solo en la embarcación. ¿Quiénes eran esos seres? ¿Eran simples alucinaciones? Si dejamos volar nuestra imaginación, este marino pudo ser visitado por seres de otro planeta o dimensión, seres que a veces se presentan para ayudarnos en momentos cruciales en los que nuestra vida está en peligro.

Los amantes del misterio tenemos un buen catálogo de casos similares: testigos de fiabilidad que dicen haber tenido contacto con lo absurdo que cobra vida, con esa cara extraña de una realidad que para muchos nos es velada. No son pocos los testimonios en Brasil referentes a extrañas luces en el mar, pero eso quizás se harina de otro costal y dé para otro artículo. Desde luego el caso de Isidoro Arias, aún desaparecido, es todo un enigma sin una respuesta clara, pero no es el primer caso de desaparición inexplicable, ni tampoco el primero de alguien que ve extraños seres a su alrededor.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario