Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/ocio/wp-includes/post-template.php on line 293

El método Osmin. Una práctica peligrosa


Jesús Gómez Herrera

metodo-Osmin

 

Seguro que muchos de vosotros ya habréis oido hablar y mucho, de este “personaje” incluso antes de que los productores de la cadena de televisión española Cuatro tuvieran la genial idea de hacerle un programa de tv para el solito.

 

Hablo del Método Osmin. Un reality en el que un tiparraco ex-soldado del ejército cubano, utiliza un sin fin de métodos poco ortodoxos y sin sentido, con los que pretende rebajar de peso considerablemente en tan solo treinta días a todos aquellos que han decidido abandonar el sentido común en pos de la locura.

 

    • El gimnasio está en la calle
    • No sexo
    • Dieta solo a base de Agua, Lechuga y Pescado.

 

Esta son las tres directrices en las que se basa este “método de entrenamiento” fuera de todo principio nutricionista y alejado completamente de la realidad del deporte.

 

Pero conozcamos un poco más a este pintoresco “ser” humano. Gracias a su severo método ha conseguido poner en forma a numerosas celebrities, entre las que destacan los actores Mickey Rourke, Matt Damon y Mark Walhberg, los cantantes Madonna, Mariah Carey y Jon Secada y a la tenista Anna Kournikova.
Sus grandes logros en competiciones de kayak le abrieron la puerta a la formación académica, aunque decidió encaminar sus pasos hacia el ejército, donde fue sometido a duros entrenamientos y a una inflexible disciplina. Con tan sólo 20 años decidió abandonar Cuba y emigró como “balsero” ilegal rumbo a Miami, donde comenzó a trabajar en un restaurante propiedad de Gloria y Emilio Estefan. En su tiempo libre entrenaba en la playa aplicando sus conocimientos. Ahí nació su método y así ha llegado a nuestro país: dispuesto a no dejar indiferente a nadie.

 

Pero quiero hacer un llamamiento especial a aquellos televidentes o seguidores de Osmin (que imagino que serán pocos) que hayan creído en algún momento del programa, en la efectividad de estas actividades prohibitivas y que atentan con la integridad física y moral de las personas. Tengan especial cuidado con lo que hayan visto en televisión sobre este método.
 

 

EN NINGUN CASO constituye un programa de entrenamiento estructurado y basado en los principios generalesdel entrenamiento.

 

Los efectos de su dieta
 

 

PARA NADA su dieta es equilibrada y menos aún saludable, ya que tiene numerosas carencias dignas de una alerta sanitaria.

 

El hecho de perder 15 kilos en 30 días supera y con creces, el margen de lo recomendable en cuanto al ritmo de kg/semana. Esta práctica contribuiría al famoso efecto yo-yo. En este proceso, la persona que realiza la dieta tiene éxito inicialmente en perder peso, pero no tiene éxito en el mantenimiento del peso a largo plazo y comienza a ganar peso nuevamente. La persona sujeta a dieta, intenta perder el peso recuperado, y el ciclo comienza nuevamente.

 

Después de completar la dieta, es probable que la persona experimente la respuesta del cuerpo frente al hambre, que conduce a la ganancia rápida de peso mediante el desarrollo de solo grasa. Este es un ciclo que cambia la proporción entre grasa y músculos eb el cuerpo, uno de los factores más importantes en la salud.

 

EN ABSOLUTO se ciñe a la realidad, por lo que solo busca un aumento de audiencia en una parrilla televisiva incapaz de ofrecer productos de calidad.

 

No hace falta ser muy inteligente para darse cuenta que Matt Damon no iba por ahí levantando cubos de basura y atado a un camión para huir de la comida basura. No me imagino a Madonna enterrándose en tierra hasta el cuello para vencer sus miedos. Ni soy capaz de visualizar a Kournikova corriendo en medio de una autopista en sentido contrario a la circulación para rebajar esos “kilos que le sobran”

 

Con esto quiero llamar a la cordura y el sentido común en beneficio de toda una comunidad del deporte que sí que sabe lo que hace y sufre equilibradamente día a día para conseguirlo. Esto no es más que la exageración de un método llevado hasta la enésima potencia con la única intención de llamar la atención y lucrarse o beneficiarse de las desgracias ajenas, si pueden llamarse desgracias.

 

Así que por favor, no contribuyan a la emisión de ni un programa más como este en el que el trabajo de muchísimos profesionales del deporte queda en un enmascarado segundo plano.

 
Jesús Gómez Herrera
Deporte sin Química

Jesús Gómez Herrera
Deporte sin Química