La cueva mágica de Reon Argondian

Este antiguo molino ha sido convertido en un mundo de fantasía como una cueva por un excéntrico artista

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Entre los bosques que cubren Petrin, una pequeña colina en Praga, Reon  Argondian ha establecido su imperio psicodélico del arte. Pintor y escultor, Reon (como él prefiere) ha cubierto todas las paredes del edificio con coloridas fachadas esculpidas a mano, creando en el interior de su casa  un sistema de cuevas de otro mundo que él ha llamado Argondia.

Cada superficie tiene la apariencia natural de la piedra en bruto, acentuado por las grandes raíces decorativas, que sobresalen en ángulos irregulares, estalactitas, escaleras de caracol, pinturas en cada pared disponible, incluyendo sillas, estatuas y fuentes. Sobre la mesa vino de fruta y una música suave que emana de todos los rincones.

No hay un centímetro del lugar  sin color. Darse una vuelta por la casa no es muy diferente de entrar en un mundo de cuento de hadas.

Además de un lugar lleno de fantasía , la morada de Reon es también su galería de arte. Figuras femeninas estallan fuera de los lienzos en mares estrellados de color.

Reon afirma que cada pieza de la cueva mágica fue inspirada por una visión personal , pero la experiencia de visitar su galería puede ser lo más cercano que nadie jamás ha estado del reino de la fantasía.

Nacido enero 1948,  el entorno en el que creció y la influencia de  su abuela que le inculcó una gran afición por los cuentos de hadas, influyó para que más tarde como adulto devolviese todo ese mundo a sus lienzos.

 

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario