La 28 entrega de los Goya ¿fiesta o mitin político?

logotipoEmpieza a ser una costumbre en nuestro país, que el día por excelencia del cine Español, se aproveche para en vez de disfrutar del evento, se utilice dicha plataforma con fines políticos, para recriminar y  manifestarse en contra de las problemáticas de nuestra sociedad que nada o muy poco tienen que ver en muchos casos con el mundo del cine español.

No seré yo quien defienda al actual ministro de cultura José Ignacio Wert, pues me parece que su gestión al frente de su cargo, está siendo como mínima discutible, y no faltan motivos, para pedir su dimisión. La no asistencia del ministro a la gala de los Goya celebrada en el Auditorio Príncipe Felipe de Madrid, debe de calificarse como una falta de respeto a un sector en el que Wert debería ser el primero en respetar, defender y velar por sus intereses.

Como he dicho en anteriores noticias que he analizado, y donde he mostrado mi opinión sobre la actual situación del cine español, la bajada del actual iva a un régimen cultural más adecuado, como la bajada de continuo de al menos un par de euros en el precio de las entradas del cine, como la mejor redistribución y control de las subvenciones en el cine español, como la mejor publicidad y reconocimiento por parte de los entes públicos y privados del cine Español, serían bajo mi punto de vista, unas de las muchas acciones que se podrían realizar para intentar hacer resurgir el séptimo arte de nuestro país.

Me puede parecer hasta cierto punto razonable por tanto, que en la entrega de los Goya, se pueda y se deba manifestar el descontento con la actual situación del cine en España, y con las medidas que se han tomado últimamente al respecto. Cualquier crítica hecha desde el respeto, la educación, y siempre que se trate temas relacionados con el sector cinematográfico, me parecen como mínimo lícitas y respetables

Dicho esto, lo que no llego a entender del todo, porque desde ya hace varios años en nuestro país, se aproveche de una manera sistemática, la fiesta del cine español, para manifestar cualquier tipo de queja, sobre cualquier problema que esté sucediendo en nuestro país. Y así, podemos encontrarnos, que en esta última gala, hemos tenido manifestaciones claras sobre el tema de la última ley del aborto de Gallardón, o sobre determinados ERES producidos últimamente en diversas empresas en España, o sobre el problema de los desalojos de personas de sus casas.

Creo honestamente, que cada queja dependiendo del problema al que corresponda, tiene su sitio, y su momento donde realizarse, y por mucho que el cine español esté pasando claramente por un momento nefasto, bastante tiene este sector con solucionar su problemática, como para mezclarlas con el resto de los que hay en el país, que no son pocos.

También acabaré diciendo, que la problemática del cine español  viene de lejos, no es algo que haya sucedido en esta última legislatura ni mucho menos, y qué decir de los problemas económicos, laborales, políticos, sociales y culturales de España. Los cuales los llevamos arrastrando desde ya más de cinco años como mínimo.

Y me hubiera gustado que también en otras legislaturas, cuando gobernaban otros partidos de otra tendencia política, los actores y todo su sector, hubieran sido igual de honestos, leales, y con la misma valentía para haber manifestado su mal estar por la situación nefasta de su país. Y como sinceramente no lo he visto, tengo que pensar que existe un componente político claro en todo esto.

El día en el que se juzguen a todos los gobiernos por el mismo rasero, por haber cometido ambos los mismos errores, entonces veré bien que se aproveche los Goya para despotricar del gobierno actual de cada momento, pero mientras a unos se les critique todo, y a otros simplemente, se queden calladitos, como si no pasara nada, prefiero que la los Goya, se utilicen simplemente para lo que son,  la celebración del cine Español, ni más ni menos.

 

Jmg / Analista de noticias

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario