Los gobiernos mundiales se reúnen en Londres para abordar la alarmante escalada del furtivismo

Smuggled Tiger CubEste cachorro de tigre fue encontrado, junto con 15 más, en un camión en la frontera entre Tailandia y Laos. Lo más probables es que los traficantes trataran de introducir los cachorros en China. © James Morgan / WWF-Canon

 

Los líderes mundiales tienen esta semana una oportunidad para tomar medidas contundentes contra el tráfico de especies, en una cumbre internacional que comienza mañana en Londres en la que se discutirá esta creciente amenaza para la fauna salvaje. Para WWF, los gobiernos mundiales reunidos en Londres deben comprometerse a acabar de una vez por todas con el tráfico de especies.

El alarmante incremento de la caza furtiva y el comercio ilegal está poniendo en peligro a las especies más emblemáticas de nuestro planeta. El número de rinocerontes víctimas de furtivos en Sudáfrica ha aumentado desde 13 en 2007 hasta más de 1.000 el año pasado. Apenas 3.200 tigres sobreviven en libertad, y más de 20.000 elefantes africanos fueron cazados ilegalmente en 2012.

 

Southern white rhinoceros (Ceratotherium simum simum)Rinocerontes blancos
© Martin Harvey / WWF-Cano

 

Los asuntos prioritarios que se abordarán durante la cumbre, que tendrá lugar este miércoles y jueves, incluyen el fortalecimiento de la legislación y su estricta aplicación contra estos crímenes, la reducción de la demanda de productos procedentes del tráfico de especies, y el apoyo a medios de vida sostenibles para las comunidades que viven junto a la fauna salvaje.

“Estamos inmersos en una auténtica plaga de caza furtiva. Los gobiernos tienen una oportunidad perfecta en esta cumbre para demostrar que se toman en serio este problema”, ha dicho el jefe del programa de especies de WWF UK, Heather Sohl. “Cualquier medida que se acuerde en Londres debe ser apoyada con acciones en el terreno acordes a este reto”.

El mes pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó una postura firme contra el tráfico de especies al tener en cuenta específicamente estos crímenes en sus sanciones. WWF y TRAFFIC esperan que los gobiernos que asistan a la cumbre aprovechen para acordar una declaración en la que se detallen los próximos pasos a tomar en esta lucha global.

“Los gobiernos deben utilizar la Conferencia de Londres para establecer una hoja de ruta que responda a la amenaza de la caza furtiva”, ha dicho el director ejecutivo de TRAFFIC, Steven Broad. “Necesitamos una descripción clara sobre las acciones que van a tomarse y quién será responsable de ellas. Y sobre todo, hace falta un compromiso firme para que se aporten los recursos humanos, financieros y técnicos necesarios para acabar con el tráfico de especies.”

china_ivory_crush_1_ctrafficParte del marfil ilegal, antes de ser destruido por las autoridades chinas. Cada año, alrededor de 30.000 elefantes mueren en África a manos de furtivos por sus colmillos de marfil.
© TRAFFIC

El tráfico de especies es un problema global con raíces locales. WWF y TRAFFIC piden a los gobiernos que asistan a la Conferencia de Londres que anuncien medidas a escala nacional para detener la caza furtiva y reducir la demanda de productos procedentes de este sangriento comercio.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario