La 33º edición de ARCO arranca con aires pesimistas y expectantes ¿hay que apostar por la cultura?

Por Jmg / Analista de noticias

524535_406116239417264_11798348_nHa empezado la 33º edición de ARCO en Madrid, uno de los eventos culturales más importantes en España. Esta cita anual viene marcada este año con un carácter pesimista, por la situación económica que vive el país, y que también se ve reflejada y de qué manera, en el arte y la cultura. Y por otro lado, están expectantes, por la noticia que hizo el gobierno de reducir el iva del 21% al 10% en la primera compraventa realizada en objetos de arte.

Esta noticia la podemos analizar, siempre siendo positivos, y pensar que dicha medida podría hacer que se incrementarán las ventas de objetos relacionados con el arte, y así pudiera reactivar el mercado, que de por sí está muy mermado por la situación actual de España.

Aunque esta medida no es ni mucho menos la panacea para hacer resurgir el sector. Para otros muchos, sobre todo los galeristas, no creen suficiente que con la bajada del iva en la primera compra de algún objeto de arte, se vaya a poder dinamizar el sector.

Porque también es lógico pensar, que ahora mismo para la mayoría de los españoles, no es prioritario ni mucho menos comprar ninguna obra de arte, pues muchos de nuestros ciudadanos bastante tienen con intentar llegar a fin de mes.

El mundo de la cultura y el arte es vital para una sociedad, puesto que transmiten valores, y nos enseñan que pueden haber muchas interpretaciones de una misma realidad, y todas ellas válidas, pero creo que el gobierno debería poner todas las facilidades posibles, al igual que también las organizaciones y asociaciones privadas, para poder incentivar, fomentar, promulgar, y hacer llegar al arte al mayor número de personas, independientemente de su estatus social o económico.

En mi opinión, siendo realista, creo el sector relacionado con la cultura y el arte, será por desgracia uno de los últimos que saldrá de la crisis económica en la que vivimos bien inmersos todavía. Como he dicho anteriormente, para la inmensa de las familias de España, no está entre sus prioridades más importantes poder comprar ningún objeto de arte, ni para quedárselo en propiedad, ni para invertir con él.

El ciudadano medio español, si todavía sigue existiendo la clase media, dentro de sus mayores preocupaciones tiene, el conseguir trabajo, o mantener el que tiene, el poder pagar la hipoteca, los impuestos, tasas, recibos y suministros, que cada vez suben más y más, y el hacer todo lo posible para poder tener una vida lo más digna dentro de las posibilidades y circunstancias particulares de cada uno.

Así que por muchas facilidades que se pongan para poder disfrutar y beneficiarse del arte, siendo este más barato, hasta que no haya una demanda real de personas interesadas de verdad por dicho arte, y no solo para verlo y contemplarlo sin coste alguno, sino para invertir, comprar, o negociar con él, el sector del arte en España, no conseguirá salir realmente de su crisis particular.

Y para que suceda todo esto, la situación global del país tiene que haber mejorado muchísimo más, y para eso quedan varios años como mínimo. Cuando la gente pueda tener una estabilidad laboral, económica, y social, entonces, y solo entonces, el arte en España se beneficiará ampliamente de esto, porque aunque el arte sea un negocio, también tiene un componente lúdico y de ocio muy fuerte, que muchos lo asociamos a cuando las cosas van bien, y no para los momentos actuales.

Tal vez esta mirada sea demasiado crítica y errónea, pero la misión del arte es también la de intentar convencernos que cualquier momento es siempre bueno, independientemente de la situación en la que vivimos, para poder disfrutar de él.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario