España acoge el Campeonato Mundial de Combate Medieval

El evento tendrá lugar en el Castillo de Belmonte, Cuenca, del 1 al 4 de mayo

 

Cartel Campeonato Mundial de Combate Medieval
 

 Del 1 al 4 de mayo, España acogerá el Campeonato Mundial de Combate Medieval, un evento deportivo, histórico y cultural que reunirá a más de 500 luchadores procedentes de cuatro continentes.

Los espectadores podrán ver un evento que por primera vez de se celebra en España. El elemento principal son las luchas del deporte en sí mismas, nunca vistas, ya que no se trata de luchas coreografiadas ni de espectáculo, sino de una competición del más alto nivel donde todos y cada uno de los luchadores da lo mejor de sí mismo para conseguir la victoria.

Las luchas son entre dos bandos y pueden ser duelos entre dos combatientes o melés de grupo, cuyo objetivo es derribar al equipo oponente, para lo que se utilizan técnicas y armas golpeando con plena fuerza. Los duelos se deciden por puntos, premiando no sólo la fuerza sino también la técnica.

El Castillo de Belmonte (Cuenca), fortaleza construida en el siglo XV, por D. Juan Pacheco, I Marqués de Villena, será sede de la competición y otro protagonista indiscutible de las jornadas. Además, ha acogido las prácticas nacionales de la Liga de Combate Medieval y de la Selección Nacional, actuando como mentor del evento, como gran deportista y amante de la rica historia de España.

El recinto amurallado, la explanada que está a los pies del castillo, constará de un Campamento Medieval donde los equipos de más de 15 países vivirán con la indumentaria y enseres propios del siglo XIV o del XV, dependiendo de la centuria del equipo participante. Todo este entorno estará dotado de expositores de artesanía medieval, restauración de época, así como de otras muchas actividades para el público visitante.

 

“No es un juego… es deporte!!”

El Combate Medieval es un deporte de contacto con un fuerte aspecto histórico. Al igual que muchos otros, tiene su origen en un punto remoto del pasado: los torneos medievales de la Europa de los siglos XIV y XV. Comenzó a desarrollarse en la Europa del Este y se está extendiendo rápidamente por el resto del mundo.

Además, este deporte añade el componente cultural e histórico. Todas las armas, armaduras y vestidos pasan por un comité verificador para buscar un nivel de autenticidad adecuado al nivel del evento, primando la seguridad de los luchadores, ya que no se trata de lesionar al adversario, sino de hacerle tocar suelo.

 

España en el Combate Medieval

España en este deporte tiene una corta pero intensa historia. Su andadura comenzó en el torneo de Faucon Noir, en 2012, donde dos representantes españoles participaron con el equipo de Inglaterra, consiguiendo el segundo puesto en la categoría de cinco contra cinco. Después, animados por la gran experiencia, participaron en más torneos en Francia, Alemania, Polonia, Inglaterra, Israel e Italia.

Para formar parte de este deporte hay que ponerse en contacto con la Liga de Combate Medieval. Según Cristian Bernal, el capitán de la Selección Española, “nosotros informamos de dónde se puede conseguir el material de calidad, pero asequible, y ponemos a los aspirantes a luchadores en contacto con los delegados de su zona”. Cuando consiguen su armadura, se les invita a las prácticas nacionales en Belmonte, que tienen lugar el segundo fin de semana de cada mes, para que se pongan a prueba con los luchadores de todo el país, de donde se seleccionan a los que irán al equipo nacional.

Los próximos entrenamientos de la Selección Española de Combate Medieval, abiertos al público, tendrán lugar los días 8 y 9 de marzo y 12 y 13 de abril en el Castillo de Belmonte.

 

Más información sobre el campeonato en www.medieval-combat.org y www.castillodebelmonte.com.

 

Torneo_castillo_belmonte_b

 

 

 Castillo de Belmonte

El Castillo de Belmonte, propiedad de la Casa Ducal de Peñaranda – Montijo, se construyó sobre una fortaleza medieval en el año 1465 en el cerro de San Cristóbal de la localidad conquense de Belmonte. De estilo gótico con elementos mudéjares y platerescos, fue declarado en 1932 Monumento Nacional. Hoy es un castillo restaurado  que se puede visitar y donde se celebran eventos.

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario