Fallece la última superviviente del Holocausto

Por Sandra Ferrer

 

perfil1El pasado domingo, 23 de febrero, terminaba para Alice Herz-Sommer una larga vida de 110 años. Alice vivió prácticamente todo el siglo XX, y con él, muchas de las atrocidades que ese siglo dejó para la historia. Mujer de origen judío, perteneciente a una familia amante de la cultura, con amigos tan excepcionales como Kafka o Gustav Mahler, Alice, como millones de judíos, se vio ahogada por el suplicio nazi.

 

Alice Herz-Sommer vivió el drama del Holocausto en el campo de concentración de Theresienstadt donde consiguió sobrevivir gracias a su talento como intérprete. Su música, que salía de las teclas de un piano, fue lo que la llevó a formar parte de un grupo de afortunados que fueron tratados de manera distinta en Theresienstadt para poder amenizar los momentos de descanso de los verdugos nazis y formar parte de la pantomima que suponían las visitas de la Cruz Roja a los campos de exterminio.

 

Alice perdió a su marido en aquella barbarie pero salió viva de Theresienstadt junto a su único hijo con el que empezó una nueva vida en Israel y después en Londres, donde falleció después de 110 años de penurias pero también de alegrías.

 

alice herz sommer

 

Porque Alice fue un ejemplo de vida. Una mujer que, a pesar de las terribles experiencias que sufrió en primera persona, nunca dejó de sonreír. Fue posiblemente la música lo que la mantuvo viva y con esperanza en un mundo que no le regaló una vida sencilla.

 

Alice Herz-Sommer ha fallecido pocos días antes de que su vida sea posiblemente galardonada con un Óscar gracias al trabajo de más de dos años de Malcom Clark, quien ha sido nominado al mejor corto documental gracias a su cinta The Lady in Number 6: Music Saved My Life, en la que recupera la vida de esta mujer excepcional.

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario