Saquitos de pera y manzana con canela

Por Margret Schuchman

 

Hace poco mi amiga Kenza me invitó a una cena marroquí (ella es nativa). Fue todo un descubrimiento, me gusto mucho.

La cocina marroquí, original y a veces compleja, ha sabido fusionar una multitud de influencias: bereber, egipcia, española, francesa y judía. Las comidas cotidianas se componen con frecuencia de un plato único y copioso que puede ser una sopa de carne o ave (como la sopa Harira, la cociné una vez y era deliciosa) o un pescado con verduras. Realizadas mediante mezclas sutiles de especias (ras al-hanout), cocidas durante horas en el tajine o al vapor (chaoua) adquirienden un sabor y una textura sorprendentes. El refinamiento de la cocina marroquí se sustenta en particular por las múltiples especias, condimentos y aromatizantes que utilizan: ajo, anís, canela, cardamomo, alcaravea (la fruta de la alcaravea tiene cierta similitud con el anís y el hinojo, son tónicos y digestivos), cilantro, comino, cúrcuma, agua de rosas o agua de azahar, nuez moscada, macis, menta, cebolla, perejil, guindilla, pimienta, regaliz, azafrán, sésamo, tomillo etc.
Esta cocina debe también mucho a los contrastes de gustos (dulces y salados): tajine de cordero con membrillo y miel, tajine con cebolla y almendras… Por otra parte los marroquíes emplean ampliamente el limón confitado, que se encuentra en numerosos platos, como en el tajine de pollo.
La pastelería marroquí es menos densa en almíbar que otros países mediterráneos. Casi siempre contiene almendras y azúcar, pero los postres son más secos (cuernos de gacela, cuscús dulce con canela.
Las bebidas más apreciadas son los zumos de fruta (limonada, naranjada, zumo de sandia, leche de almendra) sin olvidar el té de menta, auténtica institución que marca el ritmo de la jornada y que que es el símbolo de la hospitalidad.

saquitos_pera_manzana

 

INGREDIENTES

  • 12 hojas de pasta filo
  • 200 gr de manzana
  • 200 gr de pera
  • 100 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla
  • 30 gr de mantequilla fundida
  • 1 cucharadita de canela molida

 

PREPARACIÓN
Pelamos las peras y manzanas y cortamos a dados. Fundimos la mantequilla, con el azúcar y la canela y salteamos la fruta, dejamos cocer unos 10 ó 15 minutos. Una vez listos, reservamos en un colador para separar la fruta del jugo. Cortamos la pasta filo de un tamaño que podamos formar saquitos. Aplicamos a cada capa con ayuda de un pincel la mantequilla fundida y apilamos para cada saquito tres láminas.
Disponer la pasta sobre la mano, incorporamos un par de cucharaditas de la fruta y cerramos la pasta en forma de saquito. Colocamos en una fuente y horneamos a 220º en el horno precalentado durante 8 minutos.

 

Más en Cocinísima
de Margret Schuchmann

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario