Arte y espiritualidad práctica

Por Stefan Turk 

37 porta aurea 2010

 

Si tenemos en cuenta el concepto de arte hoy en día, se puede vincular, por ejemplo, con la música, la literatura, las artes plásticas que constituyen el imaginario y la historia de una nación, etc. Por lo tanto, podemos decir que tal concepto comprende todos los aspectos de la vida. Como cuestión de hecho, la actual idea de un artista se refiere a los ámbitos más diversos y quizás se utiliza con demasiada frivolidad.

La evidencia más antigua de la presencia del hombre en la Tierra demuestra que su creatividad está relacionada con su confrontación con el mundo circundante. Sus estrechos lazos con la Naturaleza, o por así decirlo, su reverencia y temor hacia ella, le inspiraron para crear principalmente herramientas que fueron útiles para su supervivencia, así como la realización y aceptación de su destino. Marija Gimbutas, por ejemplo, en su libro El lenguaje de la diosa, trata de explicar cómo se conectan las esculturas, imágenes pictóricas, estatuas, tumbas, pinturas sobre cerámica, etc. desde el Neolítico europeo a las ideas de la muerte y la resurrección, la vida, recreación, el devenir, la energía, etc. Estas marcas, talladas en varios objetos, no eran sólo un simple adorno sino una especie de lenguaje con su propio significado simbólico y también lo era la forma de los objetos.

Por tanto, podemos asumir, desde este punto de vista, que la antigua actividad artística tuvo una función de apoyo que proporcionaba un significado más profundo y enriquecedor a la vida humana.

Pensadores del pasado como Pitágoras, Platón y Boecio apoyaron el arte como un medio de crecimiento espiritual. El arte era para ellos una ciencia con un significado y un objetivo específicos. Nada en él era accidental o superficial. Si leemos sus obras, podemos darnos cuenta de las diferencias entre este enfoque y la consideración generalizada común del arte.

Algunos escritores del siglo XX continuaron desarrollando esta idea: Ananda Kentish Coomaraswamy, Tithus Burckhardt y Pavel Florentsky. Demostraron cómo este concepto aún estaba presente en Europa y Asia. Se desprende de sus obras que la antigua idea del arte y el concepto de belleza estaba estrictamente conectado con la finalidad y la procedencia de la acción de su creador. De acuerdo con este punto de vista,  cabe destacar la rectitud ética y moral de una persona. La obra de arte se convierte de este modo en un espejo que refleja la interioridad de un artista.

 

24 porta aurea 2009

 

En mi experiencia, por ejemplo, cada vez que mi mente está confusa, el trabajo falla. Por lo tanto, la actitud correcta y la armonía interior son esenciales para un acto artístico. También está la cuestión del propósito de la representación artística. Obras de arte antiguas como templos, catedrales, mezquitas, alfombras, esculturas y pinturas reflejan las leyes del Universo y tuvieron la tarea de estimular a la gente a pensar sobre su vida y sobre su condición existencial. En este tipo de obras podemos encontrar símbolos, colores, decoración, formas etc. que hablan a la gente.

Durante los últimos cuatro años empecé a enfocar mi investigación artística con el fin de abordar las cuestiones antes mencionadas. Primero, me concentré solamente en la composición de la propia obra y en una forma de expresión instintiva, sin ninguna meta en particular. Era una necesidad egoísta de llevar a cabo algo que yo sentía por dentro. En estas situaciones, la persona carece del autocontrol adecuado y depende de los sentimientos momentáneos. Durante ese período estaba trabajando sobre todo para mí mismo aunque también participé en algunas exposiciones. Es muy difícil para un artista existir sin los demás. Al igual que en otras áreas que influyen en la vida y la fortuna del artista, para él es sin duda muy importante poder mostrar sus obras a otra persona y buscar el consentimiento y la aprobación. Desde este punto de vista, podemos considerar la importancia y el valor de la firma del artista que determina su obra. La idea del artista que tenemos hoy y el valor que le dimos en el pasado es diferente.

En la Edad Media y en el arte tradicional oriental, por ejemplo, era común que el autor no firmara su obra. El artista era un artesano y sólo un instrumento de la Voluntad. Solía ​​llevar una clase particular de vida y seguía las reglas estrictas del trabajo y las instrucciones que determinaban el resultado final de sus acciones. Si había alguna innovación, era conforme a la tradición. Hoy en día, todo está permitido al artista. Se le considera una persona singular que puede moverse en el borde de la sociedad o romper ciertas reglas. Nuestra sociedad ha puesto a los llamados artistas en un nivel demasiado elevado.

 

5 porta aurea 2008

 

El arte contemporáneo a menudo refleja las situaciones de nuestra sociedad y se centra en la exterioridad. Muchos artistas intentan impactar a su público o tratan de despertar pensamientos en ellos. Mi objetivo es tratar de trabajar en el establecimiento de una conexión con los caminos internos de la vida. De esta manera quiero influir positivamente en la audiencia. Espero despertar algo dentro de ellos de manera apacible.

La dirección que un artista puede elegir también está condicionada por las tendencias y oportunidades de mercados cambiantes. Desde este punto de vista, creo que la postura ética de un artista y su intención es lo más relevante. Mi objetivo es tratar de transmitir sentimientos positivos y vibraciones a través de colores y formas. Creo que de esta manera es posible comunicar con el inconsciente de las personas.

En primer lugar, mi investigación artística actual está ligada a mi búsqueda interior. Mis propósitos están conectados con mi esfuerzo para cambiar mi forma de ver y experimentar en el mundo. Esta aspiración se deriva de diferentes clases sobre desarrollo individual y del trabajo práctico.

En el arte, empecé a conectar con esta vertiente por mi interés y pasión por el arte antiguo así como por artistas modernos como Vasili Kandinsky y Paul Klee, que exploraron y se acercaron al mundo de los niños. También a  través de mis experiencias con los niños en la escuela y en los laboratorios creativos.

 

14 porta aurea 2008

 

Al mismo tiempo, debo señalar la influencia e importancia del mundo de los cuentos y de las artes primitivas y orientales. Se acercan al mundo de una manera simple, fantástica, maravillosa e inocente como un niño ve el mundo a través de sus propios ojos. El niño siempre se sorprende de lo que le rodea. Nada es obvio. Es curioso, siempre abierto a una nueva experiencia. Su punto de vista no es estático. En su mundo, la influencia condicionante de la sociedad y el mundo de los adultos aún sigue ausente.

Por esta razón, la ilustración infantil, a la que he empezado a acercarme hace cuatro años, ha influenciado enormemente en mi concepción del arte. Por esta razón, empecé a simplificar mi lenguaje artístico e investigar las cualidades del color y de los signos. Para mí, el trabajo artístico debe ser como el umbral de otras dimensiones que invita a otras personas a entrar. Ahí están fuera del tiempo, sin sus problemas y dificultades. Ahí pueden tomar un respiro y pasear en la alfombra voladora, viajar lejos y vivir fantásticas aventuras. En esta dimensión es posible entrar en contacto con lo más profundo de nuestro ser.

Para lograr esto me inspiré en diferentes tipos de elementos artísticos y culturales. En otros casos he intentado conectarlos todos juntos. No me gustaría perder mi vínculo con el pasado, especialmente en lo que conecta con las ideas universales. Así que estoy tratando de reinterpretar estas ideas por medio de una expresión contemporánea.

Hoy en día muchos artistas crean sólo para sí mismos y no se preocupan por su público. La pregunta es, ¿qué quiere decir y expresar el artista, a qué temas se acerca y cómo? A menudo parece que al artista no le importa si la gente puede entender lo que ha hecho o lo que ha tratado de comunicar. Creo que en nuestra sociedad, donde los valores éticos y sociales están experimentando una crisis, necesitamos artistas que pueden ayudar a las personas y dirigir de la mejor manera sus investigaciones expresivas. Así que el acercamiento al Arte no debe suponerse que es un juego sencillo sino que lo necesitamos para transformar una verdadera obra con eñ propósito fijo de ayudar a las personas a evolucionar.

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario