En busca de la mejor fabada del mundo

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Encontrar la mejor fabada del mundo no es tarea fácil, sobre todo en Asturias donde un gran número de restaurantes y casas de comida elaboran a diario este tradicional guiso. Por eso nació un concurso que pretende encontrar cuál es la mejor, la que tiene los mejores ingredientes y, en definitiva, la que más gusta a los comensales.

Un año más, el Ayuntamiento de Villaviciosa (Asturias) convoca el concurso La Mejor Fabada del Mundo, que se celebrará el martes 18 de marzo de 2014, en esta ocasión en el Restaurante Amandi de esta localidad, un certamen que se enmarca dentro de las Jornadas Gastronómicas y Culturales de ‘les fabes’.

Al concurso acuden anualmente restaurantes —en la presente edición un total de cuarenta— de diversas partes de España. Lo cierto es que la fabada se ha ido extendiendo por todo el territorio nacional y cada día más restaurantes de fuera de la región asturiana llevan a cabo mejores elaboraciones de este tradicional plato, por lo que los hosteleros locales deben competir cada año con quienes se atrevan a concursar, provengan de donde provengan, como es el caso este año de Piñera, de Madrid, que acudirá representado por el finalista de Master Chef y campeón de España de Cocineros, Jesús Almagro, y otros lugares míticos de fabada en la capital como El Ñeru, Casa Parrondo o La Santina.

Se trata ya de la cuarta edición de este popular concurso que ha venido ganando tanto en número de participantes como en zonas geográficas representadas pero, sobre todo, en la calidad del plato elaborado. “Han venido comensales de toda España a probar mis fabes” comentaba José Luis Bernardez, propietario de Casa de Comidas Chema en Oviedo y ganador del concurso celebrado en 2011. El segundo año, el vencedor fue Marino Vigón del restaurante El Moreno de Villaviciosa; y en la edición 2013 el galardón viajó a Candamo de la mano de Elvira Fernández, guisandera del Restaurante El Llar de Viri.

Este certamen está dirigido únicamente a profesionales de hostelería que vengan en representación de un restaurante donde ofrezcan en su carta las tradicionales fabes. Entre los parámetros que se tienen en cuenta para puntuar una fabada se encuentran la estética, el olor, el sabor y calidad de la faba así como del compango o condimentos que la acompañan, siempre derivados del cerdo.

 

[DiariodeGastronomía]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario