Lunes de arte: La encantadora de serpientes

677px-HENRI_ROUSSEAU_-_La_Encantadora_de_Serpientes_(Museo_de_Orsay,_París,_1907._Óleo_sobre_lienzo,_169_x_189.5_cm)

El pintor Henri Rousseau fue autodidacta, empezó a pintar a una edad avanzada y viajó muy poco. Realizó la mayoría de sus selvas en el Museo de Historia Natural y en el gran invernadero en los jardines botánicos en París. Sin embargo, eso no fue inconveniente para que disfrutara de prestigio entre sus coetáneos. Entre sus mayores admiradores se encontraron creadores como André Breton, Guillaume Apollinaire, Robert Delaunay o Pablo Picasso.

A primera vista, la obra puede sorprendernos o divertirnos. Sin embargo, todo en La encantadora de serpientes es innovador. El estilo se caracteriza por una línea precisa e ingenua y por el uso de colores densos y brillantes con iluminación a contraluz, lo que anticipa la paleta de pintores como Magritte. La composición en formato vertical resulta novedosa por la falta de simetría. Y el tema del personaje femenino, una Eva negra situada en un inquietante jardín del Edén en el que encanta a una serpiente, resulta terrorífico y seductor.

Rousseau dedica el mismo cuidado a pintar la figura humana, los animales y la extraña vegetación del jardín. La mujer hechiza a la naturaleza salvaje, transformándola en un silencio extraño, y el mundo fantástico del lienzo funciona como anuncio del surrealismo.

La encantadora de serpientes (1907), Henri Rousseau. Óleo sobre lienzo, 189 x 169 cm, Museo D’Orsay, París.

Noticias Otros Medios

One Response to Lunes de arte: La encantadora de serpientes

  1. Pingback: Publicaciones en Entretanto Magazine_Arte | Leyendo el mundo con los pies

Deja un comentario