Música Pop y Alcohol

Un estudio publicado en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research revela que las canciones pop que hacen referencia a marcas de bebidas alcohólicas impulsan el consumo excesivo entre adolescentes y jóvenes. La influencia de estas menciones tiene la misma  fuerza que los hábitos de padres y amigos.

 

SPANISH SINGERS SERRAT AND SABINA PERFORM IN CHILEConcierto de Joaquín Sabina en Santiago de Chile / EFE

 

Investigadores de la Universidad de Pittsburgh y el Centro de Cáncer Norris Cotton (ambos en EE UU) han estudiado cómo las canciones que nombran marcas de bebidas espirituosas afectan a la manera beber de los jóvenes y adolescentes.

Anteriores investigaciones apuntaron que los adolescentes estadounidenses están expuestos a alrededor de 2,5 horas de música pop y a un promedio de ocho menciones de marcas de alcohol al día, que tienen una función publicitaria incluso si no son pagadas por las empresas.

“Cada año, los jóvenes están expuestos a unas 3.000 referencias de estas bebidas mientras escuchan música”, explican los autores. “El objetivo del nuevo trabajo fue determinar la relación entre la actitud de los adolescentes con las canciones que nombran marcas de alcohol y el comportamiento que tienen respecto a la bebida”.

Cada año, los jóvenes están
expuestos a unas 3.000
referencias de estas bebidas
mientras escuchan música

Para llevar a cabo este estudio, publicado en la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research, se realizó una encuesta telefónica durante 2010 y 2011 basada en la marcación aleatoria de números de teléfono de EE UU. Así, los investigadores consiguieron 2.541 encuestas con sujetos de ente 15 a 23 años de edad.

De todos los participantes, 1.488 (59%) respondió haber tomado una bebida alcohólica completa –definida como 354,88 ml de cerveza, 147.87 ml de vino o 44,360 ml de licor–. De ellos, el 18% afirmó beber en exceso en un corto periodo de tiempo, por lo menos una vez al mes, y el 37% había sufrido lesiones debido al alcohol.

En la encuesta se les dio a los participantes los títulos de las canciones más populares que incluyen menciones a marcas de bebidas, y se les preguntó si les gustaban o si las tenían. También se comprobó si podían recordar espontáneamente qué marca de alcohol se mencionaba en las letras.

“Es importante que entendamos el impacto de estas referencias a marcas en un grupo de edad que puede verse afectado negativamente por el consumo de alcohol”, aclara Brian A. Primack, investigador principal del estudio.

 

La música influye tanto como los amigos

Los participantes que podían recordar correctamente las marcas de las bebidas nombradas en las canciones tenían más del doble de probabilidad de haber tomado una bebida alcohólica completa –incluso después de ajustar factores como la edad, el nivel socioeconómico y consumo de alcohol por los amigos y los padres–.

Los participantes que
podían identificar las marcas
también tenían mayores
probabilidades de consumir
alcohol en exceso

Asimismo, los participantes que podían identificar las marcas también tenían mayores probabilidades de consumir alcohol en exceso.

“Lo sorprendente de los resultados obtenidos es que la relación entre recordar las marcas presentes en la música pop y el beber alcohol en adolescentes es tan fuerte como la influencia por el consumo de los padres, amigos y la tendencia de los adolescentes a la búsqueda de sensaciones”, subraya Primack. “Esto ilustra el valor que este grupo de edad otorga a las opiniones y acciones que perciben de los cantantes de moda”.

Primack considera que una posible solución a esta situación sería dotar a los adolescentes de pensamiento crítico “para hacerles entender cómo estas referencias en la música que escuchan pueden manipular sus pensamientos y emociones”, concluye el investigador.

 

SINC

Noticias Otros Medios

Deja un comentario