Alina Santos, de ocho años de edad, afirma que puede curar a los enfermos y exorcizar los demonios de las almas perdidas

Deja un comentario