Microrrelatos de Jesús Fabregat

Origami

Jesús Fabregat

El maestro dobló la cuartilla por la mitad, después hizo lo mismo en el sentido contrario y siguió plegando el papel hasta que tomó forma de pajarita. Cuando la posó sobre la mesa, la hoja comenzó a mover las alas y se elevó, giró un par de vueltas sobre nuestras cabezas y cuando tomó altura voló hasta perderse por la ventana del fondo.

El aplauso fue unánime.

Don Nicolás, emocionado, comenzó a marcar, doblar y dar forma a una bandada entera de halcones que no tardaron en regresar con la pajarita hecha trizas entre sus garras.

Esta vez fueron gritos y saltos sobre los pupitres.

Cuando el director, alertado por el escándalo, entró en el aula, diecisiete leones blancos se abalanzaron sobre él.

Blanco sobre blanco

Jesús Fabregat

Leído en el orden natural, es decir, la página dos después de la uno y así hasta el final, el libro cuenta la historia de un escritor fracasado que se debate entre el plagio y el suicidio. Pero el autor nos proporciona otra combinación de lectura, consistente en ignorar las páginas pares, y si seguimos su consejo descubrimos la historia de un soldado que, tras años en el campo de batalla, regresa al hogar y se encuentra con que su amada es ahora la esposa de su hermano. Un lector de Mondoñedo escribió a la editorial para descubrirnos que si leemos únicamente las páginas múltiplos de cinco, nos encontraremos con una fábula en la que algunos animales se unen para derrocar al oso negro, dueño y señor de un pequeño bosque encantado.

En los últimos siete meses hemos descubierto treinta y cuatro nuevas combinaciones que desentrañan otros tantos relatos, y si el autor nos lo permite, en la vigésima edición añadiremos cien páginas más al libro, también en blanco.

Sobre el autor

Jesús Fabregat es uno de esos tipos raros que estudia ciencias para luego apasionarse por las letras, que escribe para no publicar, que gusta de lo críptico hasta rayar en lo incomprensible, y a pesar de todo reconoce que le encanta lo que hace y cómo lo hace.

Su faceta de traductor, un oficio como cualquier otro con el que ganarse el pan, le abrió las puertas de la escritura, estudió en la Escuela de Escritores y poco después pasó a formar parte de su claustro, en el que lleva más de un lustro impartiendo cursos de escritura creativa y recientemente también de microrrelato, un género que le apasiona y al que dedica ahora la totalidad de su creación literaria.

Frecuenta las redes sociales y es allí donde escupe la mayoría de sus hiperbreves, algunos de los cuales guarda en su blog (Lo bueno, si breve), un espacio minimalista en el que almacena brevedades.

Noticias Otros Medios

4 Responses to Microrrelatos de Jesús Fabregat

  1. Vicente F. Hurtado 7 mayo, 2014 at 10:48

    Qué buenos.

    Responder
  2. anitadinamita 7 mayo, 2014 at 11:07

    Buenísimos microrrelatos. Así ya se puede, profe 😉

    Responder
  3. Elisa 7 mayo, 2014 at 13:27

    Muy chulos los dos.

    Responder
  4. Jesús 7 mayo, 2014 at 13:46

    Las de Rubens 🙂

    Responder

Deja un comentario