Tanteo y retracto…

 

“Y, cual cuitado preso, totalmente

de mis cadenas aún no me liberto”

PETRARCA

 

 

TODOS ME DICEN UN MONTÓN DE COSAS

 

Todos me dicen un montón de cosas

y nada me convence ni me calma,

nada me tapa este agujero sordo.

Quiero tragarme un ángel de un bocado.

Perderme en las mujeres y encontrarme

en Dios, pero resulta que no más

no porque para todo hay que esperar

y sufrirle y limpiarse el alma y ver

al fuego dar maromas; ver al fuego

reírse de nosotros y lo nuestro;

y a la lluvia inundarnos de impotencia;

y al amor abrumarnos con su noche.

Ni calma, ni sosiego, ni paz. Nunca.

Porque aunque te decidas a mirar

todo sin parpadeos, y resistas

el resquemor y la acidez innata

de las cosas del mundo, aunque descubras

todos los vericuetos y traspases

todas las puertas, y aunque de rodillas

pidas perdón y ruegues asistencia,

finalmente naciste demasiado tarde,

o se acabó tu suerte o yo no sé

qué carajos o qué mal de ojo, pero

estás perdido, estás perdido y nunca.

Nunca verás y nunca llegarás.

Siempre a tiro de piedra pero nunca.

Al menos que te manden esa carta.

Al menos que recibas la llamada.

Al menos que regrese Dios al mundo.

 

ALFREDO FÉLIX-DÍAZ

 

 

…Feliz lunes.

Un beso,

Anay

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario