Nuevo juego en linea mide el conocimiento del idioma español

El centro vasco de neurociencias ha lanzado un juego para medir en cinco minutos las palabras que el usuario conoce del español. Desde su lanzamiento el pasado viernes ya han participado más de 75.000 personas de todo el mundo. Los resultados se emplearán para entender cómo los lectores procesan las palabras escritas.

 

Una-aplicacion-online-mide-el-conocimiento-del-espanol_image_380

 

 

Una app on line que consiste en decidir si una palabra pertenece al vocabulario de la lengua española o no es la sencilla propuesta del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) que en un fin de semana ha conseguido que participen más de 75.000 personas en todo el mundo.

El objetivo estriba en medir el vocabulario de los castellanoparlantes, tanto de los nativos como de quienes lo hablan como segunda lengua o lo estudian, para entender cómo los lectores decodifican y procesan el material escrito en español.

 

Ha sido la noticia más destacada del portal Menéame, con cerca de 30.000 clics

 

El método de ludificación que plantea este estudio en forma de juego ha estimulado la participación y la difusión en redes sociales y ha provocado que durante el fin de semana pasado la aplicación se haya viralizado. Por ejemplo, ha sido la noticia más destacada del portal Menéame, el principal portal de valoración colectiva de vínculos en España, donde ha recibido cerca de 30.000 clics. Y también se ha expandido mediante Facebook y Twitter con el hashtag #palabraOno.

El funcionamiento es muy sencillo. Se trata de un juego que se completa en unos pocos minutos y propone al usuario decidir si las palabras que aparecen en la pantalla existen en español o no. Una vez terminado, la aplicación facilita al usuario el porcentaje estimado de palabras que conoce en lengua castellana.

Además, los jugadores tienen la posibilidad de consultar en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española aquellas palabras que no conocían.

En este proyecto el BCBL ha colaborado con la Universidad belga de Gante, que ya ha desarrollado iniciativas similares en otras lenguas.

La investigación

Los resultados concernientes al tiempo de reacción para cada palabra –el tiempo comprendido entre la presentación del texto en la pantalla y la emisión de una respuesta por parte del usuario– pasan a una gran base de datos que en pocos días podrá estimar el tiempo medio necesario para leer palabras del español.

 

Esta información aportará material de alto valor para el estudio de los mecanismos psicolingüísticos asociados a la lectura de palabras en español

 

Esta información aportará a la comunidad científica un material de alto valor para el estudio de los mecanismos psicolingüísticos asociados a la lectura de palabras en español.

Según indica Manuel Carreiras, director del BCBL y uno de los investigadores principales del proyecto: “Una vez se hayan recogido datos de un número representativo de hablantes nativos y no nativos de español de diferentes países del mundo, podremos obtener una idea mucho más completa sobre el modo en el que leemos palabras aisladas, para poder así inferir cómo trabaja el cerebro con el material escrito”.

Jon Andoni Duñabeitia, otro de los investigadores principales del proyecto, considera que la aplicación conseguirá lograr una estimación objetiva del vocabulario de miles de personas de diferentes regiones y con diferentes perfiles lingüísticos que permitirá construir el primer corpus internacional del sigo XXI sobre la lectura en español.

 

Versión en euskera

Dado el éxito inicial de la iniciativa, el equipo de Carreiras y Duñabeitia ya está colaborando con Euskara Institutua de la Universidad del País Vasco UPV/EHU para trabajar en una nueva versión de esta prueba que permita obtener datos similares sobre los hablantes nativos y no nativos de euskera.

Gracias a las posibilidades de difusión de esta plataforma a través de Internet, los investigadores confían en que pronto se puedan recoger datos de miles de hablantes de euskera, incluyendo personas vascoparlantes residentes en el continente americano.

 

SINC

Noticias Otros Medios

Deja un comentario