Beatriz, la guía hacia el paraíso de Dante Alighieri

Por Nelly Marina
 

beatrz-960x623

 

Jamás intercambiaron palabras, pero para Dante se convirtió en su mayor inspiración.

 

Tan honesta parece y tan hermosa

mi casta Beatriz cuando saluda,

que la lengua temblando queda muda

y la vista mirarla apenas osa.

Ella se va benigna y humillosa

y oyéndose loar, rostro no muda

y quien la mira enajenado duda

si es visión o mujer maravillosa.

 Muéstrase tan amable a quien la mira

que al alma infunde una dulzura nueva

que solo aquél que la sintió la sabe.

 

 

Saludo a Beatriz, en Vida Nueva.

Beatriz de Dante, es una de las mujeres más amadas e idealizadas de la literatura. Dante Alighieri y ella se conocieron desde chiquillos, ella tenía 8 años y él 9, era el año 1272.

Beatrice era hija de Folco Portinari quien vivía cerca de la casa de los Alighieri. Los chicos se vieron en muy pocas oportunidades y  nunca se dirigieron la palabra, pero Dante jamás olvidó la belleza de la pequeña niña, y marcó para siempre la inspiración de sus obras.

De ella, escribe Boccaccio que era una persona gentil y agradable, con hábitos y palabras  más graves que las requeridas por su edad. Además, que tenía las facciones del rostro muy delicadas  y llenas también de belleza, tanto que muchos la consideraban “casi un angelito”.

La primera vez que Dante y Beatriz se vieron ella lucía un vestido rojo, por lo que Dante le escribió:

 

 “Sobre el cándido velo, orla de oliva

Dama me apareció, tras verde manto,

Vestida de color de llama viva”

 

 

encuentro1-660x650

 

 

Beatriz se caso con Simona Di Geri en  1287 y murió en 1290. Al enterarse de su muerte el autor recordó aquel amor que sintió con tanta fuerza y que decidió hablar  de ella en los poemas de “La vida nueva” y la convirtió en su gran inspiración en el canto XXX del Purgatorio en su obra maestra La Divina Comedia.

 

 

La primera obra literaria de Dante fue La Vida Nueva, escrita muy poco después de la muerte de Beatriz entre 1292 y 1293 y se convirtió en una de las grandes obras de le literatura europea.Se compone de poemas en forma de soneto y de canzone, entre los que se intercalan textos en prosa. En ella se narran acontecimientos relacionados con el amor del poeta hacia Beatriz, como el sueño en el que Dante la ve muerta y decide escribir una obra literaria dedicada a ella.Esta obra describe los sentimientos amorosos del poeta de una manera sublime e idealista. El amor de Dante a su amada se puede apreciar en sonetos como este:

 

Lleva en sus ojos al amor sin duda

la que embellece todo lo que mira;

y tal respeto su presencia inspira,

que el corazón le tiembla al que saluda.

Dobla él la faz que de color se muda

y sus defectos al sentir suspira;

huyen ante ella la soberbia e ira;

¡oh bellas, dadme en su loor ayuda!

Toda dulzura, toda venturanza

nace el alma del que hablar la siente;

mas, si en sus labios la sonrisa brilla,

se muestran tal, que ni la lengua alcanza

nunca a decir, ni a comprender la mente

tan nueva e increíble maravilla.

 

 
 Alabanza de Beatriz, La Vida Nueva 

La obra maestra de Dante, La Divina Comedia, escrita alrededor de  1307 y concluida poco antes de su muerte. Se trata de una narración alegórica en verso, de una gran precisión y fuerza dramática, en la que se describe el imaginario viaje del poeta a través del Infierno, el Purgatorio y el Paraíso. Durante su viaje a través del Infierno y el Purgatorio, el guía del poeta es Virgilio, quien para  Dante era el representante máximo de la razón. Beatriz, a quien Dante consideró siempre tanto la manifestación como el instrumento de la voluntad divina, le guía a través del Paraíso. La misma Beatriz es la que desciende del Cielo al Purgatorio “en una nube de flores” para buscar al poeta.

 

paraiso1-660x650

 

Juntos en ese lugar Beatriz lo lleva  según la escala de ascensión de los mundos de conciencia hasta el Intelecto Supremo.

 

 “La gloria de quien mueve todo el mundo

el universo llena, y resplandece

en unas partes más y en otras menos”.

 

 

Paraíso, La Divina Comedia.

Así podemos ver como Beatriz era una verdades musa para Dante, ya que no representaba una amante o una novia, sino una imagen bella, honorable, un ideal representado en cualquiera de sus obras, para mi esto es una verdadera musa, alguien que inspira con tan solo verla un par de ocasiones, pero que su belleza es tanta que es capaz de dejar marcada la vida de un escrito para siempre.

El escritor Borges escribió respecto a esta relación: “yo sospecho que Dante edificó el mejor libro que la literatura ha alcanzado para intercalar algunos encuentros con la irrecuperable Beatriz”

 

[Belelu]

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario