ROBYN LAWLEY, LA “TOP MODEL” DE LAS TALLAS GRANDES. ¿LA ALTA MODA DEBE ACERCARSE MÁS A LA MUJER NORMAL?

2014811135932_2

Por Jmg / Analista de noticias

 

Robyn Lawley se ha convertido en un ícono mundial sobre la moda en tallas grandes, siendo un referente para la reivindicación de muchas mujeres, que quieren acercar la moda más a una mujer normal de la calle, que no tengan el estereotipo de belleza de una modelo extremadamente delgada, como las que aparecen en las pasarelas.

Esta  joven modelo australiana de apenas 25 años, demuestra a la perfección que se puede seguir siendo muy bella, sin encajar para nada en los cánones de belleza normales dentro del mundo de la moda.

Además de estar triunfando de una manera rotunda en su faceta profesional, Robyn Lawley, sabe que muchas mujeres del mundo se sienten identificadas con ella, y que aunque no lo quiera, las está representando vaya donde vaya. La mujer de la calle, la mujer normal que tiene imperfecciones físicas como no puede ser de otra manera, que usa tallas más grandes que las modelos, quieren ver profesionales del sector que se parezcan lo máximo a ellas.

Y por eso, la figura de Robyn Lawley ha calado a la perfección en esta tesitura. Evidentemente es una mujer que se cuida, que intenta estar bien tanto por dentro como por fuera, y eso se nota, pero sin llegar a unos extremos tan radicales a mi parecer, como ocurren en muchas modelos de la alta costura, donde a veces tenemos serias dudas, si padecen de algún grado de anorexia o desnutrición.

Pensar que una talla 40 puede catalogarse como talla alta, es no saber realmente como es la mujer normal, y está clarísimo que esta talla se acerca muchísimo más a lo cotidiano de la calle, que no las tallas 30 y 32, que son algo irreal y casi inexistente entre las mujeres.

Obsesionarse con el peso, es algo que desgraciadamente muchas mujeres lo padecen y lo sufren, hasta el punto de nunca conformarme con lo que marca la báscula, aunque sea cada vez menos. Aunque sea un tópico, hay que quererse y aceptarse como es uno mismo, esto no quiere decir, como he mencionado antes, que toda mujer quiera mejorar físicamente, y cuidarse mediante una buena alimentación, realizando ejercicio, y no teniendo malos vicios. De esta manera, su mente, aparte de su cuerpo se lo agradecerá gratamente.

Pero cada uno tenemos la constitución física que tenemos, y las mujeres no deberían fijarse en las “top model” como si fueran las musas a seguir, deben fijarse en mujeres iguales a ellas, como Robyn Lawley. Por todo esto, creo que la moda debería ir enfocada hacia esa dirección, y abandonar de una vez por todas, la belleza irreal y utópica de modelos totalmente perfectas, que son nada más que objetos de marketing.

 

(fuente imagen, 2ominutos.es)

Noticias Otros Medios

Deja un comentario