¿Es verdad que el desayuno es “la comida más importante del día”?

Hemos crecido con la idea de que el desayuno es el alimento más importante del día; la televisión y nuestras madres no lo han repetido incesantemente, pero en realidad esto es verdad o se trata de una estrategia de marketing de las empresas de cereales, algunas de las más poderosas del mercado.  Analicemos la información que existe en este sentido.

 

2c39eefba8724e224360808d2ae

 

Un artículo reciente publicado en el New York Times cuestiona la preponderante importancia del desayuno, preguntándose si es sólo un mito moderno más.  El artículo cita un estadio conducido por la investigadora Emily Dhurandhar en el que 300 personas que se saltaron el desayuno no reflejaron diferencia significativa en su peso (ni perdieron ni ganaron. Generalmente se dice que el desayuno es importante porque contribuye a no subir de peso, regulando el metabolismo y evitando comidas desmedidas a lo largo del día. Dhurandhar concluye que el desayuno “es simplemente otra comida más” y que “ya no voy a molestar a mi esposo para que desayune a la fuerza”.

Otro estudio realizado en la Universidad de Bath descubrió que los niveles de colesterol de las personas, sus niveles de azúcar en la sangre y sus índices metabólicos no mostraron cambios después de seis semanas de no desayunar. Las personas que se saltaron el desayuno comieron menos a lo largo del día pero quemaron un poco menos de calorías.

Respondiendo a este artículo, el sitio Mic ha publicado otra nota en la que argumenta que existe un sesgo a señalar que el desayuno es bueno sólo en relación a la obesidad. En cambio, existen estudios que sugieren que el desayuno es bueno para el funcionamiento cerebral de los niños y para la salud del corazón. Siempre veremos estudios científicos que se contradicen en tanto a que responden a hipótesis especificas –de todo esto cada quien debe de formar su propia visión integral.

En este caso quizás lo sensato sea pensar que indudablemente desayunar no es malo pero que tampoco debemos de estresarnos si no logramos cumplir con esta cita “obligatoria”. Por otro lado podemos hacer algunas pruebas, por ejemplo, se han encontrado algunos beneficios haciendo lo que se conoce como ayunos intermitentes (las personas que tienen altos niveles de azúcar en la sangre, sin embargo, deben de evitar estos ayunos y siempre guiarse por asesoría médica). Así que es importante que cada quien se conozca y vea que le funciona mejor. En el caso de la dieta existen principios generales por los cuales guiarse pero las aplicaciones deben de ser personalizadas.

 
MamaNatural

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario