Verdades y mitos de las parejas sin hijos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un bebé recién nacido es un ser humano frágil y vulnerable que requiere una serie de cuidados y atenciones para su supervivencia. A través de esta crianza, esta personita puede desarrollar habilidades cognitivas y emocionales para sus futuras experiencias en la infancia, adolescencia y edad adulta. 

Al recordar los primeros balbuceos, cuando aprendió a sentarse o a dar los primeros pasos, su increíble capacidad de adaptarse a un ambiente externo al vientre materno, sus primeras risas. Todos estos son recuerdos calurosos que siempre nos llenan de emoción y cariño. Sin embargo están también otras remembranzas, menos dulces y reconfortantes, que nos hacen envidiar a las personas sin hijos… (¿Será cierto?)

De acuerdo con la encuesta de CivicScience a 1 050 053 personas, entre los cuales había 656 266 padres y 393 787 parejas sin hijos, se descubrieron ciertos hechos y mitos asociados con la felicidad que implica tener (o no) bebés o niños a quienes cuidar: 

 

HECHOS: 

– Las parejas sin hijos duermen más. El 75 por ciento de estas parejas reportan dormir alrededor de ocho horas diarias; mientras que el 29 por ciento de padres comentan dormir menos de seis horas la noche. Por consiguiente, el 28 por ciento del último grupo de control comentaron que “sin café, no lograrían terminar el día”. 

– Las parejas sin hijos son más saludables. El 73 por ciento de estas parejas jamás comen en restaurantes de “comida rápida”; el 38 por ciento se ejercita una o más veces a la semana. Por el otro lado, el 54 por ciento de los padres tienden a fumar diario y el 17 por ciento asegura no tener tiempo para ejercitarse. 

– Las parejas sin hijos tienen más libertad financiera y profesional. Mientras que el 41 por ciento de los padres tienden a usar “cupones” cada vez que pueden, las parejas sin hijos tienen la posibilidad de ahorrar el 20 por ciento de sus ingresos cada mes. 

– Las parejas sin hijos tienen vidas más emocionantes. Ellas tienden a ir a restaurantes, viajes y conciertos; mientras que el 86 por ciento de los padres no tienen el tiempo o la posibilidad económica. 

– El 95 por ciento de las parejas sin hijos pueden ir a disfrutar de programas televisivos, películas o música. Mientras que los padres sólo tienen la posibilidad de ver un show en televisión después de su transmisión.  

– Los padres se preocupan más. El 51 por ciento de este grupo de control tiende a observar las noticias locales, enterándose de la economía, educación, salud, impuestos, crimen, entre otros. 

– Los padres tienden a extrañar el pasado, mientras que las parejas sin hijos prefieren dirigirse hacia un futuro. 

MITOS: 

– Las parejas sin hijos son más felices. Al preguntarles a los integrantes de este grupo control acerca de su felicidad, 27 por ciento de ellos respondieron ser infelices. Es decir que, a pesar de vivir con menos libertades, los padres se viven más felices con sus hijos, sus aprendizajes y el amor incondicional.

 

MamaNatural

Noticias Otros Medios

Deja un comentario