MÁS DE 2.500.000 DE PERSONAS SON POBRES EN ESPAÑA, SEGÚN CÁRITAS. ¿SEGUIRÁ EXISTIENDO LA CLASE MEDIA EN ESPAÑA?

1394732075_347846_1394785208_noticia_normal

 

Por Jmg / Analista de noticias

 

Según los datos de Cáritas España, la cifra de personas atendidas por dicha asociación ascendió en 600.000 personas respecto a 2012, sumando la friolera cifra de más de dos millones y medio de personas, las cuales son pobres, y en gran peligro de exclusión social.

Cáritas, es una asociación totalmente ajena a cualquier partido político, y gracias su existencia, con numerosos años de trabajo y esfuerzo por parte de todos sus voluntarios, cada día miles y miles de personas en España pueden llegar a poderse alimentar.

Por eso debemos y tenemos que fiarnos de las cifras que nos dan, y seguramente se queden cortos con los dos millones y medio de pobres en España, porque hay otros muchos españoles, que están en el límite de poder considerarse pobres, que llegan  a final de mes con muchos problemas y otros muchos, que por vergüenza, o por tener ayudas familias, no acuden a Cáritas.

La desigualdad social que se está produciendo en España es cada vez es más alarmante. La clase media española, la cual siempre ha sido el motor de este país, poco a poco ha ido desapareciendo, y muchos de ellos ahora forman filas en las colas del INEM, o en las de Cáritas para poder alimentarse.

Es una vergüenza social, y todos nuestros políticos, de todos los lados, tanto de derechas como de izquierdas, deberían estar avergonzados del país que nos están dejando. Se les debería caer la cara de vergüenza y en cambio parece que están más preocupados por otros temas totalmente secundarios para el país.

Las cifras del paro siguen siendo alarmantes, y por desgracia lo seguirán siendo durante mucho tiempo. Aunque bajen, habrá que mirar bien con lupa la calidad de los puestos de trabajo, porque como he analizado en anteriores noticias, saldremos de la crisis, pero pagando un precio altísimo donde muchísimas familias no podrán afrontar dichos costes y seguirán necesitando ayudas.

Lo único bueno que podemos sacar de todo esto,  que en España cada vez que peor lo están pasando sus ciudadanos, más solidarios nos volvemos. El número de voluntarios que ayudan en todo tipo de asociaciones sin ánimo de lucro ha aumentado, al igual que de forma particular e individual cada vez son más las personas que intentan ayudar poniendo su granito de arena hacía los más desfavorecidos, dando comida, ropa, dinero, o lo que pueden.

En cambio, cada vez las ayudas de ámbito gubernamental tanto a nivel del estado, como de órganos de Comunidades Autónomas, Provinciales o Municipales, son más restrictivas y más limitadas. El problema número uno de este país es, bajo mi punto de vista, recuperar la dignidad de todas aquellas personas que la han perdido durante esta maldita crisis, y mientras no se pueda hacer esto, qué menos que poderles dar algo de comida y que tengan los servicios mínimos garantizados.

Familias y familias españolas, viven gracias a las ayudas, y soy el primero en reconocer que esto no puede ser así siempre de forma indefinida, pero desgraciadamente la situación es tan sumamente mala, que a corto plazo muchas de ellas, no tendrán ninguna otra posibilidad de mejora, por lo que hay que seguir incentivando, valorando y ayudando el trabajo de asociaciones como Cáritas.

 

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario