DE “BROTES VERDES A “RAÍCES VIGOROSAS”. LAS 4 GRANDES MENTIRAS DE LA CRISIS DICHAS A LOS ESPAÑOLES

524535_406116239417264_11798348_n-150x150Por Jmg / Analista de noticias

José Luis Rodríguez Zapatero mientras España seguía inmerso de lleno en la crisis económica, y sin haber absolutamente ningún criterio objetivo o dato positivo real de consistencia al que poderse agarrar como clavo ardiendo, tuvo el descrédito, la ofensa, y el poco tacto hacía toda la sociedad de española, de proclamar a los siete vientos, que en España existían los famosos, “brotes verdes”, y que salíamos ya de la crisis económica.

En ese momento a todos los españoles se nos mintió por segunda vez en lo que llevábamos de crisis económica y financiera. La primera vez que a la sociedad española el gobierno presidido por Zapatero, nos mintió de gravedad respecto la crisis económica, fue cuando nos estuvo negando de forma reiterativa, compulsiva y hasta ridícula la existencia de la misma crisis.

Zapatero era incapaz de hasta mencionar la palabra “crisis”, utilizando todo tipo de sinónimos con tal de no utilizarla. España ya notaba más que de sobra las primeras consecuencias de la crisis, y poco a poco la estábamos sufriendo de primera mano, y nuestro gobierno seguía negándola sin más, sólo por electoralmente le interesaba hacerlo.

Menos mal, que por lo menos la población española fuimos sensatos, y decidimos que no nos siguiera gobernando dicha persona con sus súbditos, y que no siguieran tratándonos como imbéciles o inútiles, a los que se les puede mentir y manejar a su antojo sin problema alguno.

Mariano Rajoy, nos prometió el oro y el moro en las últimas elecciones generales. Prometió que nos bajaría los impuestos, que la presión fiscal disminuiría, que el número de desempleados bajaría de una manera notoria y sustancial, y que en reglas generales saldríamos de la crisis, y que en España no volvería a existir corrupción de forma sistematizada.

Esa fue la tercera gran mentira que a los españoles nos quisieron vender durante esta maldita crisis, aprovechando que estábamos en campaña electoral, todo valía y todo colaba, y más cuando el gobierno anterior lo había hecho fatal. Los cantos de sirena de Mariano sonaban de maravilla, había que trabajar y sufrir, pero nos decían que al final todo merecía la pena, y que estaríamos mejor que antes.

Nos hemos apretado el cinturón más y más durante esta legislatura, que ya no tenemos más agujeros para hacérnoslo más estrecho, y vemos que no hemos mejorado, nos cuesta prácticamente igual poder respirar, el que puede, porque ya hay muchos españoles, que se bajaron los pantalones del todo.

Y hace poco tiempo, el que todavía es nuestro presidente de gobierno, Mariano Rajoy, nos volvió a estremecer diciéndonos que la economía española estaba creciendo con “raíces vigorosas”. Esta fue la cuarta gran mentira de la crisis contada a todos los españoles. Sinceramente no sé si los políticos y los dirigentes de los dos partidos que nos han gobernando durante estas últimas décadas, que no han sido otros que el PSOE y el PP, consideran a la ciudadanía que tenemos un nivel cultural básico, o directamente nos tratan como tontos.

Es increíble que ahora nos digan que estamos saliendo de la crisis de una manera fuerte, vigorosa, y con raíces donde agarrarse, y que nos lo tengamos que creer, como el que dice que está lloviendo caramelos, y debemos de creerle sin más. La gente de a pié, la gente de la calle, la gente que tiene que pagar religiosamente, su hipoteca todos los meses, la factura de la luz, la del gas, los libros de texto de sus hijos, o llenar el depósito del coche, saben perfectamente que en su momento estábamos de puta pena, y nos decían que había “brotes verdes”, y que ahora seguimos de básicamente de pena, y que ni mucho menos existen ni raíces, ni nada donde poderse agarrar. Por no haber ni hay ni árbol.

El distanciamiento de los políticos de estos dos partidos con la sociedad es tan sumamente alto, que no tienen ni idea de la situación real que existe en el país. La microeconomía debió ser una asignatura que debía tener mucho más valor que la macroeconomía. Y saber subsanar dentro de lo posible, los problemas diarios y cotidianos de la población, debería ser la prioridad número uno de nuestros políticos.

En su momento Zapatero pagó electoralmente porque se lo ganó a pulso con su total incompetencia, y el tratar de mentirnos, y ahora a Rajoy le debería pasar tres cuartos de lo mismo. Sinceramente, creo que tanto el PSOE como el PP no tienen ni la menor idea de la “ostia electoral” que se les viene encima. Ni por asomo se pueden hacer una previsión de todos los votos que van a perder.

El problema reside en quién va a recoger esa multitud enorme de votos. Saber manejar todo ese electorado descontento, al que se le ha mentido, y que ahora se encuentra totalmente desilusionado, y frustrado, y se siente impotente, será la cuestión primordial. Personalmente lo único que pido como un desempleado más de este país, es que no vuelva a existir una quinta gran mentira de la crisis a los españoles, con ese poquito ya me conformo.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario