Artistas que pisan el césped

Cartel

 

Por Jose Rasero.

“Porque las obras maestras no son realizaciones individuales y solitarias; son el resultado de muchos años de pensamiento común, de modo que a través de la voz individual habla la experiencia de la masa.” Es una de las sentencias que podemos leer junto al cartel que preside la exposición. Sí. La muestra nace como reflexión acerca de Una habitación propia (1929), el ensayo en que Virginia Woolf respondió a la cuestión ¿qué necesitan las mujeres para crear? de una manera a la vez simple y tajante: independencia económica y personal, es decir, su espacio propio; y en el que agrupaba en forma de parábola gran parte de las ideas que sobre feminismo y creación defendió durante unas charlas (y a lo largo de su vida) en 1928.

Con una asistencia espectacular y una puesta en escena a la altura –María Hermida recitó tres poemas armonizada por las notas al violín del compositor Willy Sánchez de Cos– se inauguraba este viernes 31 de octubre la exposición ‘Creadoras, nuestro espacio’, que aglutina catorce obras inéditas de otras tantas artistas (nada inéditas ellas, por cierto), realizadas expresamente para la ocasión. De hecho, ninguna de las participantes supo del trabajo de sus compañeras –excepto Lucía Romero, la coordinadora– por lo que fueron, en el momento de la celebración, a un tiempo público y partícipes. En compañía de una de las artistas, Ajito, visitamos días después la exposición y comprobamos cómo, junto a la variedad de técnicas (fotografía digital; acrílicos u óleos sobre lienzo, tabla o papel; grafito, rotulador y barniz; aguafuerte más acetato), se nos muestran visiones tan dispares que viajan desde lo surrealista, lo figurativo, lo simbólico, el expresionismo abstracto o el collage hasta el arte pop. Títulos tan explícitos como “Entre cuatro paredes”, “En un rincón de mi habitación”, “Creadora y dueña de su espacio”, alguno tomado directamente de la escritora londinense (“Cierra con llave tus bibliotecas, si quieres, pero no hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.”), el de evocaciones shakesperianas “…esa es la cuestión”, o los siempre sugestivos “Sin título”, se suceden en nuestro atento transitar por la sala del Colegio de Arquitectos de Cádiz. La visita se hace rápido pero, como la buena poesía, nos obliga a volver la mirada sobre lo visto. Una vez más. O las necesarias. Antes de despedirnos, Ajito me indica una de las sentencias que planean sobre las paredes: “Yo era una mujer. Esto era el césped; allí estaba el sendero. Sólo los ‘fellows’ y los ‘scholars’ pueden pisar el césped; la grava era el lugar que me correspondía”.

Al salir a la Plaza de Mina, lo visto y lo leído, danzan como hechizos en nuestra mente y, de reojo, observamos el césped bajo los árboles.

Mª José Gómez Villar (Ajito)Mª José Gómez Villar (Ajito)

Lucía Romero-Lucía Romero-

 

Ficha:
Artistas: Marina Anaya, Marisa Bascuñana, Carmen Carrera, María Luisa Domínguez, María José Gómez “Ajito”, Gloria Lizano, Inma Naranjo, Maripaz Pérez, Amalia Quirós, María Luisa Rivas, María Del Mar Robert, Lucía Romero, Mercedes Sarriá, Mechelin Van der Heijden.
Lugar: Colegio de Arquitectos de Cádiz. Plaza de Mina, 16.
Horario: Mañanas: de lunes a viernes de 10:00h a 14:00h. Tardes: lunes y jueves de 16:00h a 18:00h.
Hasta el día 28 de noviembre de 2014.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario