Experimento de doble rendija: demostración de un nuevo paradigma

 

 

Por Kuko Baez

 

¿Qué acaba de decirnos este científico animado?

Si estaban distraídos, les resumo.

Un disparador de electrones, lanza uno de éstos hacia una placa con dos ranuras, detrás de la cual hay una pared para comprobar dónde chocó el electrón, y por lo tanto, qué camino escogió.

Cuando no hay observador, el electrón lleva a cabo todas las posibilidades. Cuando se lo observa, se decanta por una de las posibilidades. Podemos deducir, que una conciencia, determina que el electrón (partícula diminuta de la que depende la materia) coja un camino u otro. Entendamos que nuestra vida es el resultado de cómo ordenamos la materia a nuestra alrededor.

En este experimento es posible observar algo que, bien analizado, puede cambiar todo el entendimiento de nuestra propia realidad.

Nuestro sistema habitual de pensamiento trabaja de la siguiente manera: percibo mi exterior, recojo información, y en base a esa información, genero ideas y estados emocionales.

No vemos la trampa mortal en la que estamos cayendo…

Como este experimento demuestra, estamos jugando al juego de la vida sin conocer las reglas, pues resulta ser que el factor que colocamos en el efecto, es la causa.

Lo que consideramos el mundo material, está compuesto por esas pequeñísimas partículas que responden y se ordenan tal y como nuestra propia conciencia les dicta. Pero, ¿es tan sencillo? Una pregunta justa, que te lleva a otra más importante ¿Sabes qué ordenes está dando tu conciencia?

Sólo un análisis profundo sobre ti mismo te dará esa respuesta, puesto que la mayor parte de nuestra vida está movida por el subconsciente, y es en esa ciénaga tan maravillosa como, a veces, aterradora, donde deberemos meternos en busca de nosotros mismos. Y después de un análisis honesto, descubriremos la irrealidad de la mayoría de creencias y miedos que dirigen nuestra experiencia de vida.

Una conclusión lógica de esta nueva forma de ver la naturaleza del universo, es que la mejor (y quizá única) manera de tener una experiencia vital de nuestro agrado, es reparar aquello con lo que estamos generando dichas experiencias, nuestra mente.

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario