Estrés y sexo, mala combinación

Por Sarah Moses

SEX_shutterstock_164106341Foto: Shutterstock

 


El estrés diario puede deteriorar tu salud. Puede afectar tus estudios, cómo duermes, e incluso tu vida sexual. Pero el estrés viene en diferentes presentaciones. ¿Qué tipo de problemas afectan más al sexo saludable? ¿Y qué puedes hacer al respecto?


 

 

Problema mata pasiones

Para responder a lo primero, un equipo de investigadores canadienses corrió la noticia de que buscaban gente para una encuesta en línea sobre sexo y estrés. Eligieron a 155 mujeres y poco más de 90 hombres para responder preguntas sobre sus preocupaciones diarias, utilizando la “Escala de Agobios Diarios”. Esta es una lista de casi todo lo que te puedas imaginar para estresarte, ¡es como tu peor pesadilla si estás acostado y despierto a las 4 de la madrugada! Los problemas van desde planear las comidas y pagar facturas hasta la inseguridad, contaminación y el sentido de la vida.

Los participantes también proporcionaron detalles íntimos sobre su vida sexual, y comentaron si se sentían deprimidos o ansiosos. Una vez completados lo cuestionarios, el equipo se puso a trabajar en el análisis de resultados.

Para descubrir cuáles eran los mayores agobios mata pasiones, los dividieron en cinco grupos.

Estrés personal (p. e. ¿Qué hay para cenar? ¿Cuándo moriré?)

Estrés financiero (p. e. ¿Cómo voy a pagar la renta? ¿Y si pierdo mi trabajo?)

Estrés por bajo nivel socioeconómico (p. e. ¡Donde vivo es sucio y ruidoso! y ¡La gente me trata como basura!)

Estrés laboral (p. e. ¡Odio a mi jefe!)

Estrés por tiempo (p. e. ¡Grrr, demasiadas cosas que hacer!)

 

El estrés apaga más a las mujeres

Sin duda las preocupaciones diarias tienen un gran impacto en la vida sexual de hombres y mujeres, según el estudio. La investigadora Dra. Lisa Dawn Hamilton comentó a Hablemos de Sexo y Amor: “es difícil concentrarte en el sexo y las señales sexuales, y excitarte con tu pareja si te preocupa el dinero o llegar a tiempo al trabajo”. Explicó que es difícil saber si el culpable es el estrés en sí o la depresión que éste causa, ambos están íntimamente ligados.

El estudio también reveló que la mujer sufre más por los agobios cotidianos que el hombre. “La mujer gana menos, sufren más de pobreza, y suelen ser más responsables por las tareas domésticas diarias”, comentó la Dra. Hamilton.

Preocuparse de estas cosas puede distraer mucho y dificulta el concentrarse en disfrutar el sexo.

¿Y, cuál de los agobios cotidianos tiene mayor impacto en la vida sexual de la mujer? Bien, adivinaste, el dinero está entre los peores. También los agobios por el estatus socioeconómico, factores de tu entorno que no puedes cambiar. “Los peores estresantes son aquellas cosas que no puedes controlar”, comenta la Dra. Hamilton.

 

Concentrarse en el aquí y ahora

Así que, la conclusión es: ¿para tener mejor sexo hay que eliminar el estrés? Mmm… más fácil decirlo que hacerlo. Olvídate del dinero, ¿vuélvete ric@? Bueno, tal vez no puedas cortar las raíces del estrés, pero puedes hacer algo para manejarlo, la meditación es una gran herramienta.

La investigación muestra que las técnicas de concienciación de la meditación budista realmente pueden disminuir los niveles de estrés diario. Todas las técnicas de meditación se enfocan en el momento. El sexo tántrico, una antigua práctica india, entiende el sexo como un trabajo espiritual. Suena intimidante, pero básicamente se trata de concentrarte en todo lo que sucede entre tú y tu pareja cuando están en la cama, bastante simple, ¿no?

La concienciación te enseña cómo centrar tu atención en el presente. “Significa ser capaz de centrarte en las sensaciones placenteras de tu cuerpo y concientemente, darte el tiempo para enfocarte en el aquí y ahora”, explica la Dra. Hamilton. Y desde luego, es lo único que necesitas durante el sexo, solo concéntrate en lo que sucede con el cuerpo sensual de tu amante ¡y deja de preocuparte por pagar las facturas!

 

Fuente: The Relationship Between Daily Hassles and Sexual Function in Men and Women, Lisa Dawn Hamilton & Amanda M. Juliana.

SinEmbargo

Noticias Otros Medios

Deja un comentario