Llanda de mantequilla

Por Margret Schuchmann

llanda_mantequilla

 

INGREDIENTES

  • 500 gr de harina
  • 125 ml de agua fría
  • 125 ml de leche fría
  • 30 gr de levadura panadera
  • 1 cuchara pequeña de sal
  • 80 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 250 gr de mantequilla
  • para espolvorear
  • azúcar
  • canela

 

PREPARACIÓN
Para el Plunderteig mezclamos la leche con el agua fría, la levadura panadera desmigada y el azúcar.
En un bol añadimos la harina formando un volcán, hacemos un agujero en medio donde volcaremos los huevos batidos, la sal y la mezcla de levadura que acabamos de preparar.
Amasamos hasta obtener una masa suave y elástica. La espolvoreamos con un poco de harina y lo dejamos reposar en la nevera toda una noche.
Al día siguiente sobre una superficie enharinada (yo utilizo una plancha de silicona) estiramos la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo, cortamos la mantequilla a láminas (la mantequilla debe tener la misma consistencia que la masa) y la colocamos en el centro de la masa, plegamos primero la parte derecha hasta la mitad y luego la parte izquierda hasta el extremo derecho y aplanamos con el rodillo. Guardamos 30 minutos en frío, después lo volvemos a plegar (igual que la vez anterior), aplanamos y guardamos en la nevera otros 30 minutos. Así 3 veces en total.
Lo sacamos de la nevera y lo aplanamos otra vez, dejamos que suba la masa tapada con un trapo a temperatura ambiente.
Rellenamos una llanda forrada con papel vegetal y espolvoreamos la tarta con azúcar moreno y canela y horneamos en el horno precalentado a 190º durante 30 minutos.

 

Consejo
Si se dora la superficie demasiado rápido, la cubrimos con papel de aluminio.

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario