La infidelidad de una mujer puede ser causada por la mutación de una hormona

 

ifSi bien los resultados no son concluyentes, se sabe que la vasopresina es un factor influyente (mas no determinante) de la conducta humana.

 

Por qué una persona sería infiel?

La naturaleza humana desarrolla recursos para su propio bienestar, los cuales le ayudan a funcionar adecuadamente como un “reloj suizo” en donde no existe error alguno. Hasta el momento en que nuestro ser –el conjunto entre el cuerpo y la psique- se encuentra bloqueado, molesto, incómodo, triste, con miedo.

Podríamos decir que es en este instante, en el que hay un bloqueo que no deja fluir la energía de Eros, cuando comenzamos a ponernos “trampas”: nos enfermamos, nos convertimos en víctimas de una serie de tragedias recurrentes, caemos en círculos viciosos de pensamientos depresivos, entramos a un proceso de autosabotaje, e inclusive tenemos problemas con la pareja (en conseguir o mantenerla) derivando, mayoritariamente, en infidelidad.

Existen múltiples científicos, filósofos y artistas que han procurado trazar las razones principales de una infidelidad. Desde canciones de desamor que retumban en los pulmones durante una noche de alcohol y tristeza, hasta teorías de perspectivas neurocientíficas y psicoanalíticas que explican el por qué y cómo se vive la infidelidad.

De acuerdo con la perspectiva psicológica de los sistemas, un miembro de la pareja puede ser infiel debido a un conflicto inconsciente en la relación. Mientras que el psicoanálisis predice que la persona infiel necesita “depositar” su afecto en diferentes objetos (u personas) para regular su ansiedad de ser abandonado o rechazado.

En cuanto a la teoría evolucionista, los hombres tienen cierta predisposición genética a la infidelidad para contar así con una mayor probabilidad de tener una mejor descendencia. Las mujeres, por otro lado, pueden ser proclives a la infidelidad debido a una mutación de la hormona vasopresina, la cual influye en conductas asociadas con la confianza, empatía y sexualidad.

Brendan P. Zietsch, psicólogo de la universidad de Queensland (Australia), encontró que existe una relación directa entre la vasopresina y la predisposición a la infidelidad en mujeres. Gracias a una rigurosa observación en una población de 7 400 gemelos con una pareja estable durante, al menos, un año, resultando en una incidencia, atribuida a la genética, de hasta el 40 por ciento de comportamiento infiel.

Si bien los resultados no son concluyentes, se sabe que la vasopresina es un factor influyente (mas no determinante) de la conducta humana. Esto, en consecuencia, brinda posibilidades de comprender un poco más las historias personales de cada persona que ha vivido los estragos de una traición amorosa.

[MamaNatural]

Noticias Otros Medios

Deja un comentario