El rey poeta


Nezahualcoyotl

 

Por Isabel Padilla Camarena

 

“Podemos sentirlo tan legendario como cercano y propio, porque es una de nuestras estirpes. Por el lado indio, es nuestro poeta y pensador más antiguo y la constancia del último esplendor de aquella cultura.” – Jose Luis Martínez

 

Un personaje con un intelecto comparable y en algunos casos superior a muchos filósofos europeos. Nezahualcóyotl fue uno de los personajes mas ilustres de la historia del antiguo México anterior a la conquista española. Fue un hombre que trascendió a su tiempo, por las concepciones espirituales que formuló, por las instituciones culturales que le dio a su pueblo -archivos de libros pintados, esquelas y consejos superiores, además de academias de sabios y poetas y las colecciones de flora y fauna- y su visión respecto a la vida y el mundo espiritual. Él representa una tradición moral y espiritual.

Decidí escribir sobre él porque siempre hemos sentido una fascinación y admiración por las culturas europeas, cuando en nuestras propias raíces contamos con un gran pasado, que no se compara con el de ninguna otra civilización. El antiguo México es una época tan compleja como rica histórica y culturalmente, que demuestra que las civilizaciones que coexistieron en ese tiempo tenían un gran nivel intelectual, una educación de calidad, entrenamiento militar excelente y una gran organización política.

1402, Tetzcuco, capital del señorío de Acolhuacán, nace el príncipe Nezahualcóyotl. Por haber nacido en el año Ce Tochtli -un año prospero y rico-, se decía que era afortunado -vería las cosas de adelante-. En la poesía de Nezahualcóyotl predomina el filoso sobre el imaginador, un hombre pensante que tenía una visión diferente del mundo.

El legado cultural de Nezahualcóyolt al mundo prehispánico surge cuando sube al trono de Tetzcuco, y demuestra un gran interés por las artes, la ciencia y la literatura. Su amor por la naturaleza y la estética se ve reflejado en la arquitectura de la ciudad, sus cantos y poemas y la filosofía.

Un punto importante en cuanto a su poesía es sobre el pensamiento religioso, que parte de una reflexión sobre el conocimiento humano y la acción de la divinidad. La poesía sobre la divinidad de Nezahualcóyotl es una de las manifestaciones más importantes de la cultura náhuatl. En la mayoría de los poemas sobre la divinidad hace referencia al Dios desconocido. Una búsqueda que comenzó a expresarla a través de las palabras. Comenzando de la misma interrogante que todos los seres humanos nos hacemos; ¿de donde venimos?, ¿quienes somos? y ¿hacia donde vamos?. Intentaba comprender la relación del hombre con la divinidad.

Tloque Nahuaque es a quien hace referencia en muchos de sus poemas religiosos -aunque no se menciona su nombre-. En náhutal quiere decir “el que está cerca, al lado y al rededor de las cosas”, fue quien se creo a si mismo. Es la deidad principal del pueblo náhuatl, creador del mundo y de los humanos, es el padre de todo. Todos los pequeños dioses son partes de él. Es un Dios incomprensible para los humanos y Nezahualcóyotl tenía una fe ciega en él. Algunos historiadores hacen referencia que ésta búsqueda del Dios desconocido y único es una profecía del Dios de las religiones monoteístas. Ya que éste era un Dios del cual no se tienen registros de imágenes y templos, y era desconocido para el pueblo. Por lo tanto puede ser un producto de las reflexiones filosóficas de los religiosos nahuas y esa necesidad de intentar comprender lo desconocido.

En este fragmento de su poema titulado “Dador de Vida” se puede ver reflejado su pensamiento teológico;

No en parte alguna puede estar la casa del inventor
de sí mismo.
Dios, el señor nuestro, por todas partes es invocado,
por todas partes también es venerado.
Se busca su gloria, su fama en la tierra,
Él es quien inventa las cosas,
él es quien se inventa a sí mismo: Dios.
Por todas partes es también venerado.
Se busca su gloria, su fama en la tierra. –

Nezahualcóyotl

Este pensamiento tiene una gran similitud con algunas historias religiosas que conocemos sobre las religiones monoteístas, por algo se dice que era un hombre adelantado a su tiempo, con poemas proféticos sobre el Dios único o simplemente un gran filosofo y pensador, enfocado más en las artes que en la guerra.

En la actualidad se conservan 30 poemas y cantos suyos, de los cuales se refleja la belleza de la lengua náhuatl y su cultura. Arquitecto, gobernante, guerrero, poeta, filosofo y amante de la cultura es lo que definen al tlatoani de Tetzcuco, un hombre que le dio un grado de nivel cultural superior a Tetzcuco durante su reinado y gracias a sus poemas podemos darnos cuenta del esplendor del México antiguo.

 

 

Comparte esto:

, ,

Noticias Otros Medios

Deja un comentario