Método Aspire, novedoso tratamiento para la obesidad sin cirugía


Este nuevo procedimiento médico se presenta como una opción eficaz para pacientes con un IMC por encima de 40. • Se trata de un sistema que permite eliminar alrededor del 30% de los alimentos del estómago antes de que las calorías sean absorbidas por el cuerpo facilitando así la pérdida de peso


 

1438069288_imagen_metodo_aspire

 

Obesidad grave, obesidad mórbida y supermórbida son a partir de ahora conceptos que sí se pueden relacionar con técnicas endoscópicas para tratar estas enfermedades.

Hasta ahora, estas categorías de obesidad -teniendo en cuenta el Índice de Masa Corporal (IMC)- debían ser tratadas con cirugía. Pero el novedoso Método Aspire permitirá a partir de ahora tratar a pacientes que padezcan este tipo de obesidad sin necesidad de recurrir a una intervención quirúrgica.

El tratamiento se basa en que el paciente puede eliminar cerca del 30% de los alimentos que ha ingerido antes de que las calorías sean absorbidas por el cuerpo.

La técnica consiste en la colocación mediante endoscopia de un tubo de silicona en el estómago. Este tubo se conecta con el exterior a través de un puerto de acceso que se sitúa en el abdomen.

Desde este puerto de acceso se controla el contenido del estómago de modo que el paciente puede vaciar una parte de este contenido a través del dispositivo conectado al estómago. De este modo, el paciente puede eliminar alrededor del 30% de los alimentos del estómago antes de que las calorías sean absorbidas por el cuerpo, lo que facilita la pérdida de peso.

 

Procedimiento simple:

El procedimiento de colocación se hace por endoscopia y no requiere anestesia general.  La incisión que se realiza en el abdomen para conectar la sonda es mínima (1cm).

El puerto de acceso  que conecta el estómago con el exterior, tiene un tamaño de unos 2cm por lo que visualmente es bastante discreto ya que se coloca a ras de piel.

La gran ventaja de este sistema es que permite que el paciente pueda hacer vida normal en todo momento ya que el proceso de colocación y adaptación al dispositivo es sencillo y cómodo con una duración aproximada de unos veinte minutos.

 

Un programa de seguimiento médico  destinado a la modificación de los hábitos alimenticios complementa el tratamiento.

El tratamiento se complementa con un programa de modificación de conducta alimentaria y requiere supervisión médica, sin embargo una de las principales ventajas de este novedoso sistema es que se trata de un procedimiento simple, eficaz y con un índice de complicaciones muy bajo.

Este nuevo procedimiento médico se plantea como un tratamiento a largo plazo, de mínimo un año y medio de duración,  a pesar de que se trata de una técnica reversible que pude retirarse en cualquier  momento. El tratamiento finaliza una vez se hayan conseguido los resultados de pérdida de peso y  el paciente haya interiorizado y consolidado el cambio de hábitos alimenticios necesario para el mantenimiento de un peso saludable.

 

Mecanismos de seguridad:

El sistema sólo permite extraer un 30% de lo que ingiere el paciente, garantizando así que el organismo recibe las calorías suficientes para la actividad diaria. Se trata de una extracción controlada dado que el paciente no puede extraer más comida que la que el sistema le permita.

Adicionalmente incorpora un mecanismo de seguridad, es decir, un contador que limita el número de aspiraciones que puede hacer el paciente de modo que el contador se bloquea cuándo llega al final. De este modo, aproximadamente cada cinco semanas, el paciente debe ir a revisión médica para que el equipo médico realice un control de su evolución y puedan poner en marcha de nuevo el contador.

 

 

Indicaciones:

Este novedoso tratamiento, se presenta como una opción eficaz para pacientes con un IMC superior a 40. Se trata de una opción válida para pacientes mórbidos y supermórbidos que renuncien a la intervención quirúrgica así como para aquellos que no pueden ser operados debido a las comorbilidades que presentan. Asimismo está indicado para pacientes con obesidad que se encuentren en lista de espera para otros tipos de intervención ya que en casos de obesidad grave la pérdida de peso disminuye considerablemente los riesgos operatorios de prácticamente cualquier tipo de intervención.

 

Resultados:

En Europa y EEUU ya se han realizado 300 casos mediante la técnica Aspire, con  resultados altamente satisfactorios: reducción media del 40% del exceso de peso durante los seis primeros meses posteriores a la colocación del sistema.

Más información:

www.cirugiaendoluminal.com/metodoaspire

http://cirugiaendoluminal.com/?s=metodo+aspire

www.metodoaspire.com

Noticias Otros Medios

Deja un comentario