Mitos Y Realidades Sobre El Blanqueamiento Dental

blanqueamiento_dental

 


El blanqueamiento dental es el aclaramiento de los dientes mediante la aplicación de un agente químico que penetra al interior de la estructura dental. En ningún caso se trata de un milagro, dependiendo del paciente y de las causas de la pérdida de color del diente.


 

Es muy importante saber seleccionar muy bien el caso que va a ser favorable y se va a poder realizar un blanqueamiento y normalmente es más efectivo en pacientes jóvenes y con coloración ligeramente amarillenta en los dientes. El agente encargado de realizar el blanqueamiento es el peróxido de hidrogeno.

El blanqueamiento dental se puede realizar en clínica o modo casero. Todos los expertos recomiendan acudir a una clínica dental para poder llevar a cabo cualquier blanqueamiento que evite riesgos innecesarios.

 

Los tipos de blanqueamiento más comunes son:

  • Termo cubetas: la naturaleza del agente es peróxido de hidrogeno en concentración de 35-55% siendo el tiempo de aplicación 30 minutos a la vez en la arcada superior e inferior. Los problemas que conlleva es que requería de aislantes y hoy en día no se emplea porque lo que queremos evitar es dar calor al diente ya que se podría producir una pulpitis irreversible.
  • Lámparas de alta intensidad: emitían una luz intensa incandescente que trasmitían mucho calor. Más tarde salen las lámparas de luz Xenón de alta intensidad, inicialmente utilizadas para polimerizar y se iba diente a diente. Surgen también las lámparas Led de diodos (BT COOL, LUMA COOL) con son las empleadas hoy en día. Otro sistema es la luz ultravioleta en principio y luego luz de diodos (ZOMM2) ya que la luz ultravioleta podía ser dañina para los tejidos blancos por lo que exigía una gran protección. Naturaleza de peróxido de H en altas concentraciones.
  • Láser: el blanqueamiento es una de sus funciones, pero el láser como tal no es un aparato exclusivo para realizar este tipo de tto. Su mecanismo de acción es descomponer peróxido de hidrogeno con luz de diodos. Requiere también de maniobras de protección con agentes para que la luz no llegue a la encía.
  • Ultrasonidos: parecía que sobre el peróxido de hidrógeno por el sistema de vibración se liberaba más producto. Pero se vio que era un sistema muy malo ya que el producto se desbordaba y producía “quemaduras en la boca.”

Los blanqueamientos no deben tener ningún efecto secundario excepto, un pequeño aumento de la sensibilidad en algunos casos.

 

 

 


Fuente del Artículo: http://www.articuloz.com/tratamientos-articulos/mitos-y-realidades-sobre-el-blanqueamiento-dental-7188326.html

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario