Masaje Kobido, el secreto de belleza de la realeza japonesa

Amazing Artwork

 

Por Julie Taboo

Uno de los secretos que las mujeres japonesas conservan para mantener el cutis impecable, son los masajes faciales. Y es que la cara es el reflejo de nuestro interior, nuestro estado de ánimo y salud.

Desde el país del sol naciente nos llega el masaje Kobido (Antiguo Camino de la Belleza en japonés). Se trata de una técnica transmitida, de maestro a alumno, a lo largo de cientos de años. Un procedimiento exclusivo reservado para la realeza y que al día de hoy se enseña para evitar su pérdida.

Es un tratamiento extraordinario que aporta gran cantidad de beneficios, estimula la piel y la musculatura, además de las terminaciones nerviosas, modela las facciones, levanta los rasgos y densifica los tejidos, con lo que la piel adquiere mayor luminosidad y vitalidad. Por todo ello, es llamado también Lifting japonés.

El ritual comienza con una suave exfoliación realizada con polvo de arroz, después el masaje, que se realiza con aceite de rosa mosqueta, combinando varias técnicas como la reflexología facial y el drenaje linfático.

Los beneficios son:

  • Tonifica y relaja la musculatura facial, por lo que atenúa las arrugas y líneas de expresión
  • Aumenta la circulación sanguínea en piel.
  • Favorece la eliminación de células muertas aumentando la luminosidad y dando un aspecto saludable y una complexión de aspecto más juvenil.
  • Reduce la flacidez
  • Elimina toxinas e impurezas
  • Aumenta la capacidad de la piel para retener la hidratación
  • Estimula la producción de colágeno y elastina

 

Es un masaje vigoroso que logra hacernos sentir una grata sensación de equilibrio entre cuerpo y mente. Lo mejor es que estos beneficios son acumulativos, esto hace que la piel, poco a poco, recupere frescura y juventud, para conseguir una piel firme y radiante junto con un espíritu sosegado y en armonía.

 

Ilustración: Freepik

 

Noticias Otros Medios

Deja un comentario