Alimentos amigos de la salud de tu boca

Por Julie Taboo

Todos sabemos que el cuidado de la boca es importante, y el cuidado bucal integral va más allá de cepillado y uso de hilo dental. Desde los cuidados profesionales hasta los cuidados caseros hay mucho que puedes hacer para asegurarte de que tu sonrisa se ​​mantiene hermosa y brillante. Pero no hay que ignorar las poderosas propiedades de purificación que tienen algunos alimentos simples y cotidianos. Los siguientes son poderosas armas para mantener sus encías sanas y los dientes blancos y bonitos.

 

  1. Té verde

Freshness of green leaves, on white

El té verde contiene sustancias complejas llamadas “catequinas” que pueden luchar contra la inflamación y de hecho controlar las infecciones bacterianas. Un estudio japonés encontró que las personas que beben té verde regularmente tienen menos incidencia de enfermedad periodontal, en comparación con los no bebedores. Y otro estudio, también japonés, demostró que para los hombres y las mujeres, el consumo de una o más tazas de té al día se correlacionó con una menor pérdida de dientes en el futuro. Parece ser que las “catequinas” antimicrobianas son los responsables de los beneficios de salud bucal asociados con el té verde, aunque se necesitarán nuevos estudios. Lo que sí sabemos con certeza, es que el consumo de té verde es bueno para la salud oral.

 

  1. Las fresas y los kiwis (y, en menor medida, los Cítricos)

kiwi-and-strawberry-1324088-639x424

La vitamina C es muy importante para la salud general del delicado tejido de las encías , debido a que la vitamina C ayuda a evitar que se descomponga el colágeno. Sin colágeno, las encías se vuelven extrasensibles, y por lo tanto susceptibles a la enfermedad periodontal. Los kiwis y las fresas tienen la mayor concentración de vitamina C, pero las frutas cítricas también cuentan con buenas cantidades. Estas frutas tienen una doble función debido a su astringencia, la cual puede ayudar a reducir la coloración causada por las bebidas de consumo habitual como el café y el vino.

 

  1. Frutos secos y semillas

0001293240CC-849x565

Nueces y semillas son una gran fuente de proteínas de origen vegetal, que se completan con poderosos micronutrientes tales como fósforo, magnesio, potasio, zinc, y lo más importante, el calcio para unos dientes saludables. El calcio es, por supuesto, esencial para tener huesos y dientes fuertes, y el calcio de la dieta puede contribuir a la remineralización del diente. Los frutos secos más altos en calcio son las almendras y nueces de Brasil. Las semillas de sésamo o ajonjolí son increíblemente ricas en calcio, sobre todo la variedad blanca.

 

  1. Cebolla

Especialmente si se consume cruda. Contiene azufre, un potente antimicrobiano. Una investigación reciente de la Universidad de Corea ha confirmado que las cebollas crudas son realmente capaces de erradicar por completo cuatro cepas de bacterias que se sabe causan las caries y enfermedades de dientes y encías.

La cebolla picada cruda pueden ser consumida en sándwiches o ensaladas. Sin embargo, si simplemente no la puedes soportar cruda, es mejor tomarla cocida que prescindir por completo de ella.

 

  1. Hongos Shiitake

shiitake

El shiitake, ha sido ampliamente utilizado por la medicina tradicional china para fortalecer el sistema inmunitario, contienen lentinus, un azúcar natural que puede ayudar a prevenir la gingivitis -inflamación de las encías- que se caracteriza por enrojecimiento, inflamación y sangrado, a menudo causada por una acumulación de placa bacteriana. Estudios recientes muestran que los compuestos antibacterianos como el lentinus se dirigen específicamente a estos microbios de la placa. De hecho, son tan precisos que matan a las bacterias causantes de la caries, dejando las otras bacterias no dañinas.

 

  1. Las manzanas, apio y otros alimentos fibrosos

Denominados “detergentes para odontología”. Estas frutas y verduras ricas en agua actúan estimulando la producción de saliva, lo que mantiene a las bacterias orales bajo control. Estos alimentos ricos en fibra también tienen un efecto de lavado, de la superficie de los dientes.

 

 


Fotos: freepik

Noticias Otros Medios

Deja un comentario