Tarta de selva negra (Schwarzwälder Kirschtorte)

Por Margret Schuchmann

El inventor de esta famosa tarta fue el maestro pastelero Josef Keller en el año 1915, cuando estaba preparando su maestría en Bad Godesberg, no le pareció brillante la idea de sólo tener una tarta con crema de cerezas y terminó el trabajo con una inyección de aguardiente y lo decoró con virutas de chocolate, los invitados quedaron encantados. Tras la 2ª Guerra Mundial montó una cafetería y el entusiasmo por la crema de cerezas no tuvo límite en entre la población y desde entonces todos los años el 14 de mayo se celebra la fiesta de la tarta de selva negra, en la que pasteleros profesionales y aficionados compiten presentando sus mejores versiones de la tarta.

 

tarta_selva_negra_parte

 

INGREDIENTES

  • Base de la tarta
  • 125 gr de harina
  • 10 gr de chocolate en polvo
  • 1 cuchara pequeña de levadura
  • 50 gr de azúcar
  • 1 cuchara pequeña de vainilla
  • 75 gr de mantequilla o margarina fría
  • El bizcocho
  • 4 yemas de huevo
  • 2 cucharas soperas de agua caliente
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cuchara de azúcar vainilla
  • 1 pizca de canela
  • 4 claras de huevo
  • 50 gr de mantequilla fundida
  • 75 gr de harina
  • 30 gr de maizena
  • 10 gr de chocolate en polvo
  • 1/2 cuchara de café de levadura
  • Para el relleno
  • 1 kg de cerezas ácidas (Schattenmorellen de venta en Lidl en un frasco de cristal)
  • 100 gr de azúcar
  • 40 gr de maizena
  • 2 cucharadas soperas de aguardiente
  • 25 de azúcar glass
  • 1/2 litro de nata
  • 1 cuchara de azúcar vainilla
  • 30 gr de chocolate rallado

 

PREPARACIÓN
Base de la tarta
Tamizar la harina, la levadura y el chocolate en polvo. Colocar la harina en forma de volcán, hacer un hueco en medio y añadir en él la mantequilla fría cortada a trocitos, el azúcar y la vainilla. Mezclar todos los ingredientes rápido.
Forrar una tartera desmontable con la masa, pinchar varias veces con un tenedor para que salga el aire al hornear.
Meter en el horno precalentado a 200-225 grados 15 minutos. Dejar enfriar.

Para el bizcocho
Batir con una barilla las yemas con las dos cucharadas soperas de agua y añadir 2/3 del azúcar y la vainilla hasta que se forme una crema.
Montar las claras a punto de nieve, junto con la canela añadir a la masa anterior.
Tamizar la harina con la levadura y el polvo de chocolate y añadir a la crema de huevo con mucho cuidado (no batir, sólo mezclar). Al final añadir la mantequilla fundida (asi se quedará más esponjosa).
Hornear enseguida a 175-200 grados 25 -30 minutos.
Dejar enfriar y partirlo por la mitad transversalmente con la ayuda de un hilo.

Para el relleno
Vaciar las cerezas en un colador y recojer el zumo, añadir a las cerezas 75 gr de azúcar y dejar macerar. Reservamos unas cuantas cerezas para decorar la parte superior de la tarta.
Reservar 1/4 del zumo de las cerezas, calentar en el fuego y cuando rompa a hervir añadir la maizena diluida en 3 cucharas del zumo de cereza. Dejar cocer un momento.
Ahora añade las cerezas, 25 gr azúcar y el aguardiente. Batir la nata con 25 gr de azúcar glass y una cuchara de café de azúcar vainilla.

 

unnamed

Montar la tarta
Colocar sobre la base en este orden, sin quitar el anillo del molde, primero la mitad de las cerezas que hemos preparado en el relleno, luego 1/3 de la nata, después una de las mitades del bizcocho (al colocarla apretar un poquito), seguimos con 1/3 más de la nata y la otra mitad del bizcocho como de tapa, cubrir ahora con la nata restante toda la tarta, colocar las cerezas que habíamos guadado para decorar y espolvorear con chocolate rallado.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario