Fiat celebra en Madrid los 60 años del 500, “un auténtico icono pop”

 

Fiat celebró la pasada noche en Madrid el sesenta cumpleaños del 500, “un auténtico icono pop” del que se han vendido casi 6 millones de unidades desde su nacimiento en 1957 y que sigue siendo “actual”.
La celebración tuvo lugar en una céntrica calle de Madrid, donde se llevaba a cabo el evento “Jorge Juan Street-Night” y donde culminó el “Forever Young Tour”, una iniciativa con la que Fiat ha recorrido varias ciudades europeas como París, Londres o Múnich mostrando la edición limitada del sesenta aniversario, el Fiat 560.
Una barbería en la que los visitantes podían retocarse la barba, una peluquería sesentera en la que hacerse tocados, un carrito de helados ‘vintage’, una zona de ‘paparazzis’, una floristería o una terraza con estética de los años 60 fueron algunos de los escenarios que recreó la marca italiana para conmemorar la “atemporalidad” del 500.
Los asistentes al evento también pudieron ver un espectáculo de baile y música protagonizada por actores caracterizados.
Este modelo “representa mucho dentro del mundo del arte y el mundo de la moda y queremos celebrarlo de una manera muy especial”, destacó a Efe la directora de Comunicación de Fiat en España, Rosa Caniego.
Según la marca, el Cinquecento sigue siendo “fuente de inspiración”, ya que el nuevo 500, que se lanzó en 2007, “revolucionó completamente el escenario internacional de los coches urbanos” y, además, es “capaz de renovarse constantemente y de convertirse en un símbolo”.
En ese sentido, de los seis millones del modelo 500 que Fiat ha matriculado a lo largo de su historia, dos millones pertenecen a su nueva generación, que se lanzó en 2007. El 80 % de este volumen se ha matriculado fuera de Italia.
Durante la tarde de ayer, los asistentes pudieron, además de soplar las velas por el aniversario del 500 con los responsables y los aficionados de la marca, conocer la edición especial del 60 aniversario, de la que solo se comercializarán 560 unidades y que saldrá a la venta el 4 de julio, fecha exacta del nacimiento del 500.
El 560 se diferencia del resto de la gama por el salpicadero de vinilo y el logo vintage en la parte delantera entre los “bigotes” cromados, en el portón trasero y en el volante.
También es identificable por el cromado del capó, por la inédita pintura bicolor Dolce Vita (un tricapa Blanco para el cuerpo del vehículo y un pastel Marfil para el capó y los montantes), por la línea de cintura acabada en gris y burdeos y por la capota de lona en gris.
En el interior hay una placa numerada que indica el ejemplar de edición limitada y son de serie el pomo del cambio y el volante de piel con mandos integrados, el sistema UconnectTM de 7 pulgadas Radio Live con pantalla táctil y Bluetooth, navegador por satélite, puerto USB y conector auxiliar; el climatizador automático; los faros antiniebla y los sensores de aparcamiento traseros.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario