Suflé frío de chocolate blanco

Por Margret Schuchmann

Los suflés fríos deben su textura ligera a las claras de huevo batido y a la nata montada. Para obtener un acabado atractivo que imita a los suflés tradicionales sujetamos un collarín de papel vegetal alrededor de nuestro molde, así conseguimos más altura,y que el suflé suba por encima del borde. Yo utilicé los moldes de flan de aluminio de usar y tirar.

 

 

INGREDIENTES 

  • para las tazas de chocolate
  • 250 gr de chocolate
  • 6-8 vasos o tazas de plástico de un solo uso

 

  • para el suflé
  • 200 gr de azúcar
  • 4-6 cucharas de agua
  • 3 hojas de gelatina
  • 3 yemas de huevo
  • 3 claras de huevo
  • 250 ml de nata
  • 60 gr de chocolate blanco
  • cacao en polvo para decorar

PREPARACIÓN
Fundimos el chocolate al baño maría, llenamos nuestra taza o vaso de plástico de un solo uso volcamos para retirar el exceso. Dejamos enfriar y repetimos hasta que los vasos tengan el grosor requerido. Dejamos enfriar en la nevera unas 12 horas, cuando haya pasado el tiempo quitamos los vasos desechables. Una vez terminados los vasos sujetamos unas tiras de papel vegetal alrededor de los vasitos, cerramos las tiras pegándolas con celo. Con estas tiras conseguiremos darles más altura y que salga la parte del relleno por encima.

El suflé
Ponemos las hojas de gelatina en remojo. En un cazo ponemos 100 gr de azúcar y 2 ó 3 cucharas de agua, ponemos a hervir, hasta obtener un almíbar en estado blando (que se puede moldear y no se rompe), dejamos enfriar un poco y añadimos la gelatina blanda y escurrida, removemos. Batimos las yemas de huevo y añadimos en forma de hilo el almíbar, seguimos batiendo hasta obtener una masa pálida y cremosa. Hervimos el restante azúcar con 2 ó 3 cucharas de agua hasta obtener un almíbar de bola blanda. Batimos las claras de huevo hasta que estén firmes y añadimos gradualmente el almíbar. Batimos ligeramente la crema hasta que esté espesa e incorporamos las yemas.Fundimos el chocolate blanco al baño maria y añadimos a crema anterior. Montamos la nata y la añadimos por ultimo. Volcamos la preparación a los vasitos de chocolate y nivelamos con un cuchillo o una paleta previamente sumergida en agua y dejamos cuajar en frío. Espolvoreamos con cacao y retiramos el collar de papel vegetal.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario