José David Lanza

¡Muy buenas, gente!!!! Estamos en una nueva entrevista para Entretanto Magazine y Preguntas con arte, en este caso con el ilustrador y diseñador gráfico José David Lanza. ¡Hola, David! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

Hola Carlos, un placer, como siempre. Por descontado, qué poder decir para presentarme como es debido. Bueno, habitualmente me conocen o me llaman David, o Lanza, así que tenéis opciones para referiros a mi, jajajajaja. Bromas a un lado, comenzaré a hablar o resumir un poco sobre mi. Soy Ilustrador y diseñador gráfico, con la carrera de diseño y compaginado además con haber trabajado tanto en una productora de cine durante mis años en la carrera, haciendo tanto efectos especiales en su día en Maya, como story boards. A posterior, como jefe del departamento de diseño y regidor y responsable de plató de TV a posterior de una cadena conocida autonómica Valenciana en su momento, además de en una de sus productoras de TV y canales autonómicos.

Tras ello, estuve durante más de 15 años en una agencia de publicidad como creativo y responsable también del departamento de impresión y preimpresión. Por si no fuera poco, soy una persona bastante activa, y durante mis años en la agencia de publicidad formé una S.L (ARS ÉPICA Creative Studios), con un ex-socio, para luego independizarme por diferencias empresariales, hasta montar en solitario Monkey Creative Arts. Durante esa etapa trabajé para editoriales nacionales como Holocubierta y Nosolorol ediciones entre otras, llegando a ser responsable artístico de la editorial durante un periodo algo inferior a un año, en el que me vi obligado por cuestiones de salud a abandonar el “barco”, como buen pirata que me considero, jajajaja. Actualmente, trabajo en LANZAestudio, ya que cambiamos el nombre y razón social hasta hace unos tres años, junto a mi mujer, dedicándonos por completo y en exclusiva a la ilustración, diseño y ejecución de proyectos propios y para terceros o por encargo, mayormente relacionados con los juegos de mesa, rol, ocio y entretenimiento, para compañías tanto nacionales como fuera de nuestras fronteras, sean casos como Ninja Division o CMON.

Además, soy esposo, padre, y friki enormemente orgulloso. Me apasiona la historia, el cine de terror, sci-fi y fantástico. Me apasiona pintar miniaturas, y aunque lo hago también por encargo, suelo disfrutar más de esos pequeños momentos para las mías, que es mi propio hobbie. También la literatura, aunque últimamente tengo escaso tiempo para lectura como me gustaría. En definitiva, soy una persona con las aficiones convencionales que podría tener alguien dedicado a éste medio o que le gustara.

Un dato curioso y que pocos saben, es que tengo cierto grado de daltonismo, algo complicado para ésta profesión pero no imposible de lidiar, ya que trabajo con porcentajes de color habiéndolos adquirido con mucha práctica y paciencia durante muchos años.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Pues actualmente, y con los tres últimos años que hemos llevado, con el dominio comprado y el hosting preparado, no hemos tenido tiempo físico para poder terminar de hacernos nuestra propia web. Pueden buscarme a través de Facebook en mi perfil personal (José David Lanza Cebrián), en la página de LANZAestudio (con el mismo anagrama representativo de la calavera cartoon de la empresa), o en Deviantart por LANZAestudio o David Lanza, con el mismo anagrama. En cualquiera de ellas está tanto mi teléfono de contacto como el correo electrónico.

Háblanos un poco de ti. ¿De dónde surge tu pasión por la ilustración? ¿De niño, quizás?

Pues en efecto, mi pasión por la ilustración surge de pequeño. He estudiado en un colegio militar durante 14 años destinado para aviación, y pese a tener una puntuación cualificada para dedicarme a ello, tenía muy claro que quería dedicarme a la ilustración y al diseño, tanto de juegos de rol como de mesa, empujado por los primeros juegos que salían al mercado de la mano de MB en aquel entonces, los libros de elige tu propia aventura, además de las series de TV, comics y un padre que tras estar en caballería (tanques), también era pintor de cuadros, y a posterior diseñador o maquetador, acabando finalmente por hacerse fotógrafo. Aunque muchos no lo crean, nunca estuve condicionado pese a poder tenerlo quizás más fácil. En casa jamás se me obligó a ello ni recibí lecciones por parte de mi padre. Si quería dedicarme a ello, tenía que nacer de mi. Es más, hasta me alentaron y no en pocas o camiones, que vivir de ello sería muy difícil y que pocos son los que lo consiguen. Por suerte, y no puedo negar lo contrario, a base de esfuerzo, dedicación y determinación, a fecha de hoy lo conseguimos desde hace un tiempo y en exclusiva, por lo que no nos quejamos y estamos muy satisfechos de ello.

¿Cuáles son tus ilustradores favoritos, aquellos que tomas como referencia?

Pues la verdad, actualmente no tomo ilustradores como referencia, ya que intento plasmar, según el estilo que me solicitan, desde más realista a más cartoon, mi propia estética personal. Pero es cierto que todos hemos crecido con algunos ilustradores de renombre o como referentes en muchos aspectos, que a día de hoy pueden haber dejado alguna reminiscencia dentro de nuestros estilos, por propios que sean.

En mi caso, Alfonso Azpiri, toda una figura de renombre en España e internacional, fue uno de mis mayores y mi ilustrador principal como referencia, a partir no sólo de los cómics y novelas, sino de todas sus carátulas que por los 80 realizaba para una gran cantidad de juegos de ordenador como MSX y plataformas similares.

Tras él, podría decirse que Toriyama, pese a su dibujo considerado de baja calidad japonesa, pero fue un referente durante una época. Y por descontado, Madureira o Alan Moore.

¿Qué técnicas sueles utilizar?

Buena pregunta. Si me la hubieran realizado ésta misma incluso en los inicios de mis años de carrera, te hubiera podido decir que el método tradicional, el carboncillo, los lápices acuarelables, letras de cadmio, acrílicos o un sinfín más de técnicas y estilos distintos de acabado, teniendo luego que escanearlos en grandes superficies o escáneres profesionales, o en su defecto en escáneres de diapositivas tras su fotografía de la película. Por suerte las nuevas tecnologías han cambiado mucho, y pese a que la gente diga que no es lo mismo, la inmensa mayoría de los clientes, empresas que van a tener que reproducir y los acabados que te piden, hacen que las herramientas principales sean digitales. Actualmente el 90% de mi trabajo es todo digital, dibujando desde cero en el ordenador, ya sea con fotos de referencias, bocetos previos en el habitual papel tras unos esbozos rápidos en lápiz o boli (e incluso esos los he sustituido por un iPad Pro), para acabar trabajando en entorno digital en Photoshop o Clip Estudio Paint EX.

Como técnica, diría que me encanta trabajar con el volumen en mis trabajos a raíz del color y el entorno que lo envuelve, creando la atmósfera que deseo realizar.

Sigamos ahora con tu faceta de diseñador gráfico, que habitualmente se considera una especie de subgénero dentro de la ilustración. ¿Tú lo ves así o crees que es un arte en sí mismo?

Si me lo preguntas de ese modo, tendré que ser completamente franco contigo, así como con los lectores. Al igual que con todo, es un arte en sí mismo. La gente puede llegar a la conclusión errónea que aunque estén en cierto modo ligados por el tipo de proyectos, un ilustrador sabe maquetar, y un maquetador sabe dibujar o ilustrar. Erróneo al 100%. Puedes tener nociones comunes, en algunos casos, pero se aplican de mil modos distintos y para nada lo considero un subgénero. Ya no se trata tan sólo de saber emplear un programa de edición o de maquetación, de estudio de las tipografías, el tamaño de letra, cual escoger en función del producto (no por que te guste o quede bonita), o su proporción respecto a capitulares, estilos y pautas, sino que debes de tener un control adicional de las proporciones áureas en función del volumen del libro, si es a página derecha o izquierda, control sobre las correcciones de color y perfiles, sangrados, y un millón de elementos que harán que su preparación y artes finales antes de llegar a la preimpresión.y posterior impresión, son mundos completamente distintos. Sorprendería saber a la gran mayoría de personas, cuantos ilustradores, incluso conocidos, siguen sin trabajar aplicando sangrados en sus dibujos, o entregándolos en fondos acoplados o en RGB, sin tener el acceso ni la conversión a CMYK, que puede hacer variar por completo los colores de una ilustración, teniendo que hacer un trabajo arduo a posterior para su ejecución.

Pero además de los aspectos técnicos, la maquetación y el diseño de un libro también requiere de unos conocimientos y un enfoque y perspectiva acorde con la obra. Debe ser un uno con el material incluido, como con las ilustraciones, acorde a su vez con la temática, jugar entre el equilibrio de lo recargado y lo que debe ser minimalista. No sabría bien como describirlo, pero claramente son dos enfoques distintos, más que un subgénero en sí mismo.

¿Qué dirías que es lo más difícil de hacer para un diseñador gráfico?

El enorme miedo que tiene la mayoría de clientes al blanco como elemento de diseño. A muchas personas les encanta que un producto esté más recargado. Lograr vestir un producto y convencer al cliente de que el blanco y lo minimalista bien trabajado, es bueno y ayuda también a descansar la vista del lector, es importante, y no todos los diseñadores gráficos son capaces de lograr transmitir eso a sus clientes. Aunque si tenemos que apostar por escoger una “dificultad”, sería la de transmitir al cliente y al lector final, toda la información en pocos vistazos de qué transmite el género y el producto. Y en cuanto menos vistazos se pueda entender, mucho mejor.

Sigamos ahora con tu faceta de ilustrador, empezando con tu proyecto más ambicioso hasta la fecha: Roleage. ¿Qué es?

Jajajajajaja, si, los consideraremos el más ambicioso hasta la fecha, aunque en realidad han habido y existen más, relacionados con otras empresas como externo, o incluso propios, pero destinados a otro tipo de entretenimiento, como pueden ser los juegos de mesa, y hasta ahí puedo leer.

Roleage, qué es… En definitiva, Roleage es un juego de fantasía heróica medieval con toques Steampunk, con algunos parecidos de especies similares a otros juegos, pero con un lore, historia, sistema y transfundo y mundo propio, el cual se vio no sólo en su libro básico de 336 páginas a todo color y en tapa dura, sino en sus distintos módulos como Hijos de Geos y la pantalla del director de juego, el Laberinto de Surandbar, un módulo de expansión con el deporte más afamado del mundo del juego, la aventura de el Cáliz de Clarobosque, otra expansión y libro íntegro de ambientación de uno de los continentes del mundo, El Imperio Ígneo, de otras 336 páginas, miniauras, y un sinfín de productos que no llegaron a salir tras cerrar la editorial y distribuidora por diferencias de los socios que la formábamos que ahora no vienen al caso. Roleage dejó mucho material por editar, pero no sólo eso. Tuvo ofertas desde que salió al mercado, para poder ser traducido a cinco países distintos, en diferentes momentos y editoriales que lo llevaron, recordando que la primera fue Nosolorol Ediciones, y la segunda nosotros mismos como ARS ÉPICA. Pero sin el control completo de los derechos y con varios autores de por medio y contratos vinculantes, no llegó a ejecutarse. Del mismo modo ocurre con el casi “plausible videojuego”, que pudo salir de la mano de una conocida y gran empresa española desarrolladora de este tipo de juegos para consola, pero comenzó la crisis, y tras varias reuniones y estando cerrando los acuerdos, los editores finalmente se tuvieron que retractar.

Roleage era más que un juego, era un sueño, años de aventuras y partidas en el propio mundo de juego que habíamos creado y en el que nos habíamos forjado como jugadores durante años, y de ahí viene su historia, y todo cuanto acontece en personajes y trasfondo.

Explícanos como enfocaste el arte de Roleage, que es bastante diferente de otros juegos de rol de esta temática.

Eso en definitiva, es bastante sencillo la verdad, y fue un elemento por completo elaborado y tomado a conciencia. Aunque también el hecho de que mucha gente me encasillara en un estilo de dibujo, cuando tengo muchos y distintos registros. En aquella época, y con casi todos los juegos de fantasía o rol, todo el mundo enfocaba cada vez más los dibujos y el arte hacia el realismo pictórico, por lo que había que buscar un claro elemento diferenciado en el mercado. Podría gustar más o menos, pero no sería uno más en las estanterías, por lo que optamos por este estilo de estética, más cartoon, europeo, estilo propio, de comic amerimanga o europeo, fácil de llevar a las imaginaciones de las series de dibujos que veíamos en nuestra infancia, o en los propios juegos de ordenador o consola que durante años habíamos vivido. Por eso mismo se eligió ésta estética.

¿Piensas que el dibujo caricaturesco, que es el que elegiste para el juego, encaja bien con la fantasía?

Si, sin lugar a dudas, aunque depende del tipo de fantasía que se quiera o deba transmitir. Acaso no lo hizo el Final Fantasy IX en consolas…??? Los dibujos de nuestra infancia…??? Un montón de juegos de “rol” o lo más parecido que había como el Zelda, el Illusion of Time, el Dragon Quest o similares…???

Creo que todo depende del punto de vista desde el que se enfoque para el grupo de jugadores. Nosotros no buscábamos un arte concreto y oscuro y realista para el juego, buscábamos esas partidas, series y sesiones frente a la consola o capítulos donde veías dibujos con los que te sentías identificado.

Entre tus fanarts tienes varios dibujos de superhéroes. ¿Te gustaría dibujar cómics de esta temática?

Me gustan los comics de superhéroes, de hecho tengo una cantidad ingente de material gráfico, novelas gráficas y cómics que adornan junto a figuras, figuras de colección y enciclopedias, toda la decoración de nuestro estudio y también de la casa, jajajajaja. Me gustaría…??? Si, siempre me ha gustado dibujar e intentar dibujar cómic, aunque prefiera la novela gráfica. Aunque quizás, más que de superhéroes, de temáticas más distintas, alejadas incluso de la fantasía o del space-opera. Comics con temática oscura y de dudosa moralidad, arriesgados e independientes.

Si hablamos de superhéroes no puedo evitar preguntarte por mi ilustrador favorito: Alex Ross. ¿Qué opinas de él?

No se puede hacer otra cosa que opinar lo que realmente es, un grande del dibujo y del cómic. Es un autor que vende por si sólo, además de que es un referente por excelencia. Su obra habla por sí mismo.

Vamos a hablar ahora de la polémica frase: “dibujar es fácil, das cuatro toques de ratón y ya está”. Dinos qué dirías a la gente que piensa así.

Jajajajaja jajajaja, y tanto que polémica. Pues la verdad, por los años que llevo en esto además de los que tengo, fui de los primeros que comenzaron a dibujar con ratón y de los primeros en utilizar tabletas wacom de calidad profesional en A3, cuando aún eran de un color azul pardo. Dibujar es fácil…??? Depende. Yo no lo considero difícil, pero por que desde siempre me ha gustado dibujar. Pero el que dice que dibujar es fácil, está claro que no se ha dado un tiempo para hacer introspección interna. No se ha parado a pensar, que para que a un ilustrador pueda hacer un dibujo en 2-3 u 8 horas, o bocetos en 2-5 minutos, ha tenido años y años de práctica durante horas diarias y contínuas, que no las ha aplicado ni invertido en otros quehaceres, invirtiendo su tiempo, su dedicación, su tiempo libre, y lo más importante, su propia vida. Es una profesión solitaria, no vamos a engañarnos. Salvo en el cómic o determinadas circunstancias, el ilustrador es una disciplina y camino que va unido a tu propia forma de trabajo y soledad en el estudio. Nada es fácil, desde arreglar una cañería, saber vender y llamar la atención de posibles compradores, o como es el caso dibujar. Si alguien considera que es fácil, y que no debe pagar lo que vale ese tiempo invertido, animo y empujo a esos otros ilustradores que se planten, y que no acepten encargos y trabajos por precios inferiores a su calificación y dedicación. Hacer dibujos en menos cantidad de tiempo, no implica que tenga que ser más barato, implica tener un mayor control y tiempo invertido hasta llegar a ese punto.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Me ha parecido una entrevista divertida, faltaría más…!!! El aburrido soy yo o los ilustradores, que cuando nos dan rienda suelta, no paramos durante horas de hablar de nuestros oscuros y siniestros rincones de nuestra mente, jajajajajaja.

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?

Por descontado que si. Para mi ha sido un enorme placer que Carlos me haya realizado esta entrevista y poder compartir mis impresiones al respecto con vosotros, que a fin de cuentas, sin vosotros, nuesta profesión y muchas relacionadas serían aún más difíciles de llevar, por lo que sólo puedo daros las gracias por aguantarme y leeros todo lo que he escrito y animaros a seguir leyendo éstas entrevistas. Un placer lectores, y gracias a Carlos y a todos por leerme y darme la oportunidad de compartir estas líneas con vosotros.

 

Noticias Otros Medios

One Response to José David Lanza

  1. Pingback: 15 artículos en la Edición Vespertina del #NoticieroHdA del 21/8/2017

Deja un comentario