Jose Antonio Bonilla

¡Muy buenas, lectores!!!! Estamos en una nueva entrevista para Entretanto Magazine y Preguntas con arte, en este caso con el escritor José Antonio Bonilla. ¡Hola, José Antonio! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

¿Qué tal, Carlos? Pues claro, aunque primero de todo darte las gracias por contar conmigo en tu espacio sobre entrevistas a autores. Esto de las presentaciones, no obstante, siempre me resulta un poco complicado, aunque podéis considerarme un gran aficionado a la literatura, principalmente de género, al cine, a las nuevas tecnologías y soy, lo reconozco, bastante friki. Comics y videojuegos, aún a estas alturas, siguen formando parte de mi mochila. Me encanta escribir y, hasta me estoy empezando a creer que soy escritor. Estudié Biología y Bioquímica, y actualmente trabajo en la Universidad Autónoma de Barcelona, estoy casado y tengo un hijo adolescente.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Siempre se puede acudir a mi Facebook personal, es lo que más utilizo: https://www.facebook.com/joseantonio.bonillahontoria

También estoy en Twitter e Instagram, pero tantas redes sociales me abruman.

O bien a mi blog “Burbujas de Tiempo” (http://burbujastemporales.blogspot.com.es), aunque debo reconocer que lo tengo bastante abandonado, algo que no debería ser, pero…

¡Ah! Y también, por supuesto, podéis encontrarme en Goodreads, donde podéis puntuar mis obras.

Hagamos un repaso a tu carrera, empezando por tu primera novela “La inconquistable”. ¿De qué va?

La Inconquistable” es una novela de ciencia ficción con tintes de terror a la que tengo gran cariño, pues fue la que empezó a darme a conocer en este mundillo. Quedó finalista en el XXI Premio Domingo Santos y es una especie de homenaje a las novelas de Michael Crichton o Peter Benchley y películas de ciencia ficción que siempre me han gustado: Tiburón, Alien, Esfera… mezclada con un sentido de caja de muñecas rusas en las que varias historias van construyendo una pirámide hasta que al final acaban confluyendo. Juego también con los viajes temporales, algo que siempre me ha fascinado, la historia –gran parte de la novela acontece durante la conquista del Nuevo Mundo- e incluso con los dinosaurios, pero eso será mejor que lo descubráis por vosotros mismos. Quedó finalista también en el II Premio de Terror Ciudad de Utrera y, según me dijeron, no ganó al ser más de ciencia ficción que de terror, pero Premium Editorial, quien organiza el premio junto con el ayuntamiento de la ciudad de Utrera, no dudó en publicarla iniciando su línea de Ciencia Ficción Colección Quasar. Se lo agradezco infinitamente.


“La inconquistable” quedó finalista el prestigioso premio Domingo Santos. ¿Qué sentiste cuando lo supiste?

Una gran ilusión. Quedar finalista en tan prestigioso premio fue un reconocimiento a los años dedicados a la escritura. Ya había ganado la mención UPC del Premio Ciencia Ficción organizado por la propia universidad en los años 1994, 1995 y 1997, junto a Xavier Pacheco, y ser finalista en el Domingo Santos me impulsó a seguir escribiendo.

Sigamos ahora con “Pétalos de acero”, tu segunda novela. Explícanos su argumento.

Pétalos de acero” es, como bien dices, mi segunda novela. Y esta novela es muy especial para mí. Puede definirse como una novela histórica de aventuras retrofuturista steampunk situada en la Exposición Universal de Barcelona de 1888. Una serie de extraños acontecimientos vinculados a la Exposición, y la aparición de unos extraños y sofisticados objetos mecánicos, harán que unos jugueteros catalanes exiliados en Paris regresen a la ciudad para ayudar en la investigación a Horace Brave, el jefe de Seguridad del Pabellón Norteamericano, en la lucha frente a una oscura amenaza que puede poner en jaque a la vieja Europa. Todo ello aderezado con mucha aventura al estilo Julio Verne, acción y la aparición de personajes reales que se entremezclan con los ideados por mi imaginación. Se trata de una aventura histórica que publicó Editorial Hermenaute, con una magnífica portada de Aina Albi, que procuré que fuera muy precisa y realista, a pesar de tratarse de una ficción retrofuturista. Son más de 500 páginas de steampunk en Barcelona pero con detalles increíbles. De hecho, como decíamos con Lluís Rueda, mi editor, en las presentaciones, la acción acontece en unos diez días de la Exposición y si en alguno de esos días llovió, es que llovió realmente, por poner un ejemplo. La verdad es que la gente que la ha leído le ha gustado mucho, sobre todo porque sucede en Barcelona e incluso se pueden visitar los lugares actuales en los que los personajes sufren sus aventuras.

Y como última novela, otra premiada, “Juguetes rotos”. Háblanos sobre ella y sobre el concurso en que quedó finalista.

Juguetes rotos” es mi última novela publicada hasta el momento. La publicó en octubre del año pasado Dilatando Mentes, y doy las gracias a José Ángel de Dios y Maite Aranda, mis editores, por confiar en ella. Quedó finalista nuevamente en el Premio de Terror Ciudad de Utrera. Se trata de una novela young-adult con tintes de terror que intenta redefinir el mito de “El hombre del saco” y la vincula con el nacimiento de la revolución industrial. La historia tiene lugar en Londres, donde una joven es invitada a pasar las vacaciones de Navidad en casa de los familiares de su mejor amiga, coincidiendo con el secuestro de varios niños por parte de un personaje al que le han llamado “El fantasma de la City”. La historia se complica con la aparición de unos jóvenes que están haciendo un ERASMUS en la ciudad, la presencia de un fan de Sherlock Holmes, nuevos secuestros… Y todo ello siempre intentando darle una pátina de realidad histórica coherente.

Tus tres novelas son de ciencia ficción. ¿Qué tiene este género para atraerte tanto?

Bueno, “Juguetes rotos” no es de ciencia ficción, aunque la mayoría de las obras que he escrito sí. Pero también me gusta el suspense, la aventura y el terror. La ciencia ficción siempre me ha atraído, despierta mi imaginación y me permite romper con la realidad. Así “La inconquistable” habla de los viajes en el tiempo, “Pétalos de acero” del retrofuturismo y los avances de la ciencia en una época de esplendor e investigación como fue el siglo XIX… Tengo alma de científico. Soy biólogo y bioquímico, y creo que eso se aprecia en muchas de mis obras. Actualmente me estoy inclinando un poco más hacia el terror, si bien pronto publicaré una novela corta retrofuturista con Apache Libros, y con Dilatando Mentes una nueva y extensa novela de ciencia ficción que también tendrá como eje principal los viajes en el tiempo, aunque será más bien un techno-thriller.

Juguetes rotos” es una novela juvenil. ¿Te ha gustado la experiencia de escribir para jóvenes o por el contrario prefieres hacerlo para adultos?

La verdad es que cuando escribo no lo hago para un público determinado. Intento escribir buenas historias, o historias que a mí me gustaría leer, y que además cualquier persona pueda leer. De hecho, “La isla de Bowen”, de César Mallorquí, a quien admiro desde siempre, por poner un ejemplo, es una de las novelas que más he disfrutado en los últimos años y se considera una novela juvenil. “Pétalos de acero”, en mi caso, no está considerada una novela juvenil, pero yo creo que este público la disfrutaría enormemente.

Y entre tus próximos proyectos está “Vampiros en Barcelona”, una antología donde además de haber grandes nombres también estoy yo. ¿Qué vibraciones te produce esta antología? ¿Crees que tendrá éxito?

Es cierto, compartimos antología, lo cual me alegra mucho, Carlos. Yo creo que este libro es un éxito asegurado. El personaje del vampiro es un clásico que gusta mucho a la gente, a los lectores, y más aún si lo vinculas a una ciudad como Barcelona, con su aire romántico y gótico, que parece fluctuar en sus calles y permite crear historias increíbles. Cada uno de los relatos que la integran se tiene lugar en una localización o una zona distinta de la ciudad, y eso resulta sumamente interesante. Si además tenemos en cuenta que el festival de cine de terror de Sitges de este año homenajea a una figura icónica como Drácula, ¡qué más podemos pedir! Y, por último, indicar que los autores que me acompañan en esta antología son geniales, y su coordinador, Manuel Gris, un tipo tan especial como magnífico. José del Río, nuestro editor de Apache Libros, bajo cuyo auspicio estamos, ha tenido una excelente idea. Es un gran libro y se merece tener un fulgurante éxito.

Tus relatos en antologías son de terror. ¿Crees que la ciencia ficción debe ir en novela y el terror en relato?

No necesariamente. Yo, por extraño que parezca, suelo encontrarme más cómodo escribiendo novela o novela corta. Encuentro que escribir relatos es muy complicado. Llegar y sorprender al lector en pocas páginas para mí resulta más difícil que hacerlo en una historia de más páginas, donde dispongo de más tiempo para desarrollar los personajes. De hecho, como antes decía, a principios del año que viene publicaré con Apache Libros una novela de terror. Y, por otro lado, como se ha demostrado a lo largo de los últimos años, hay grandes autores de ciencia ficción, tanto inernacionales como nacionales, que escriben fantásticos relatos de ciencia ficción. Lo importante, en definitiva, es escribir una buena historia.

Eres un autor que ha quedado finalista en varias ocasiones. ¿Crees que los premios dan prestigio o por el contrario es el currículum el que lo proporciona?

No cabe duda de que ganar un premio te permite llegar a más lectores que es, en definitiva, lo que quiere un escritor. Además de la ilusión de ganarlo, te permite adquirir contactos y reconocimiento, pero no es imprescindible y, en mi humilde opinión, el currículum, el trabajo diario y la perseverancia son los que al final te permiten alcanzar una cierta posición dentro de este difícil mundo de la literatura y más aún en la literatura de género, en particular. Yo soy un recién llegado, un novato todavía, y compruebo lo complicado que es poder hacerte un pequeño hueco entre los nombres más reconocidos. Por otro lado, hay autores muy famosos que nunca han ganado un premio y otros que sí, y que han desaparecido del mapa. Ayuda, pero no te asegura nada.

Danos tu opinión sobre el panorama editorial actual en España

Efervescente. En los últimos tiempos han aparecido multitud de pequeñas editoriales, principalmente de género, que están dando la cara a las grandes editoriales, que parecen tener olvidado, generalmente, este tipo de literatura, volcándose más en otras temáticas o en autores mediáticos. Apache Libros, Cazador de Ratas, Cerbero, Dilatando Mentes, Hermenaute… están adquiriendo renombre gracias a sus arriesgadas apuestas, a su gran trabajo y al cuidado de sus obras y autores. No es un negocio fácil, y estamos en un país en el que son muy pocos los que pueden decir que viven de escribir. No se lee lo suficiente, leer no es el deporte más importante de la población. Además, hay mucha gente que escribe, y muchos libros que se publican –solo hace falta pasarse por algunos grandes almacenes para ver la cantidad de obras que cada semana aparecen- y por eso estos pequeños editores se merecen nuestro reconocimiento como autores y amantes del género.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Me ha resultado sumamente interesante y divertida, y me ha permitido reflexionar e indagar sobre puntos que, en ocasiones, pasamos por alto o en los que no nos detenemos tanto como deberíamos. Me ha encantado.

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?

Por supuesto, Carlos. Gracias lectores, debéis ser conscientes de que sin vosotros esta entrevista no existiría, al igual que la mayoría de nuestras obras. Y gracias Carlos por permitirme llegar hasta ellos. Entre todos podemos hacer que la lectura de género alcance el nivel y el reconocimiento que debe tener. Ha sido un placer poder compartir con vosotros mis reflexiones, y un poquito de mí y de mis historias. Leed siempre. ¡Gracias!

Noticias Otros Medios

Deja un comentario