David Monedero

¡Saludos, lectores!!!! Estamos en una nueva entrevista para Entretanto Magazine y Preguntas con arte, en este caso con el escritor David Monedero. ¡Hola, David! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

Sí, claro. La cosa no tiene mucho misterio: Chico escribe desde siempre, chico elije un trabajo “con futuro”, chico sufre ataques de ansiedad, depresión y, finalmente, chico decide abandonar la ingeniería hacer lo que siempre ha querido: Escribir.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

Tengo una web que actualizo semanalmente: www.davidmonedero.com. Para el resto de cosas, estoy en todas las redes sociales de relevancia: Twitter, Facebook, Instagram, Goodreads… ¡Estoy hasta en Steam y Battle.net!

Vamos a empezar hablando de ti. ¿De dónde viene tu pasión por escribir?

Desde siempre. Tuve la suerte de que mi hermana me enseñara a leer y escribir muy temprano, y comencé a plasmar en el papel las historias que inventaba. Luego, siendo aún niño, los primeros juegos de rol de JOC llegaron a mi vida, un medio más con el que idear aventuras y crear mundos. Desde entonces no he parado de imaginar en mi cabeza en todo momento, en libros, cuadernos, en partidas, jugando con mis hijos…

Dinos a qué escritores admiras y en cuáles te fijas a la hora de realizar tu obra.

Por lo original del mundo que desarrolló me gusta mucho la obra cyberpunk de William Gibson. En relatos cortos, para mí Philip K. Dick es un referente absoluto y, en otros terrenos, Jeff Noon, Isaac Asimov, Orson Scott Card… Como ves, está claro de qué pie cojeo.

Tu primera obra, “Escape de 21-13”, se enclava dentro del subgénero de la ciencia ficción conocido como Space Opera. Defínenos ese subgénero.

Yo siempre lo defino, para los que me miran con cara rara cuando digo Space Opera, como “aventuras espaciales”. En el caso de “Escape de 21-13”, es una mezcla de “Star Wars” con “El quinto elemento” y el tono de “La momia”. Esto es: acción, aventura, algún momento simpático, los buenos son buenos, los malos son malos… Me reservo varios giros argumentales para sorprender al lector, pero nunca he querido que tenga que tragarse tres párrafos sobre la atmósfera de un planeta antes de que los personajes pongan un pie en él.

Cuéntanos ahora su argumento.

Luna trabaja reparando naves en una estación en el culo de la galaxia. Un día se hace por accidente con una pinaza que nadie reclama y, a partir de ahí, se ve envuelta en una persecución por su vida, por la de sus amigos y por descubrir qué se esconde tras de todo. Persecuciones, descubrimientos, acción, intrigas, ya sabes.

Háblanos ahora de su protagonista, Luna.

Luna es una chica normal en un entorno insulso. Las circunstancias la llevan a vivir cosas para las que no está preparada y, como ocurre con los héroes, ella hace frente a la situación. Pero no quise que todo fuera ideal, sota caballo y rey, un héroe perfecto al que todo le viene de cara, así que… así que hay que leer el libro 😉

¿Cómo ha sido el proceso de creación?

Pues muy complicado, la verdad. Inicié la novela en un momento en que quedé en paro y, antes de poder acabarla, volví a trabajar. Era yo aún programador, un trabajo muy exigente, y tuve que sacar tiempo de donde no lo había para compaginarlo con la escritura, con los niños que fueron llegando… Finalmente decidí dedicarle más esfuerzo a lo literario, y hoy por hoy es mi única dedicación.

¿Por qué has elegido la ciencia ficción como género para tu primera novela?

Es mi género. Es lo que leo, lo que veo, es cómo pienso. Mi imaginación funciona con lucecitas, chips de datos, vehículos imposibles, hiperciencia… ya sabes. No ha habido ninguna elección. Los personajes de mis historias disparan rayos láser y llevan cascos de visión extrínseca. Quizá algún día la literatura me lleve a bosques y montañas, con sus espadas y su magia, eso nunca lo sabes, pero de momento no es algo que tenga en proyecto.

Háblanos ahora de su portada y del artista que la realizó, Samuel Hernández.

Samuel es un genio. Lo encontré por casualidad, siguiendo un consejo de Desiree Bressend, y es el mejor que podría haber elegido para ilustrar a Luna. Su estudio de la anatomía femenina está lleno de fantasía y aventura, evoca siempre lugares nuevos y mujeres con valor, con magia, con ese algo interior que las convierte en heroínas.

Además es un grandísimo profesional que siempre está explorando nuevas técnicas, tiene una amplia experiencia y se mueve en muchas ferias y colaboraciones. Tengo claro que si escribo más aventuras de Luna volveré a contar con él, sin duda.

Has decidido autoeditar tu novela. Explícanos por qué.

¡Jajajajaja! Eso es muy sencillo, ¡porque ninguna editorial quiso la novela! Al menos no aquellas con las que contacté en su momento. Quizá algún día, cuando salga la película, se tiren de los pelos por haber dejado pasar la oportunidad pero, ya sabes, ¡la fortuna sonríe a los intrépidos! Ahora mismo estoy satisfecho con el servicio que presta Amazon a los autores: Sirven bien y rápido, está en muchos países, los votos y comentarios ayudan a nuevos lectores a valorar la obra y las regalías son altas. Una vez subida la novela a su plataforma, yo me olvido de todo.

Al hilo de la pregunta anterior, ¿cómo ves el actual mundillo editorial en España?

Acostumbro a no opinar sobre lo que no conozco. Hay muchas editoriales que me encantan, la mayoría pequeñas, pero hac… espera. ¡La mayoría de las que me encantan son pequeñas! En la ciencia ficción, la fantasía y el terror hay gente que lo está haciendo muy bien. No entiendo de catálogos, de tendencias ni de autores de hace mil años, pero sí sé de esos momentos en los que una editorial muestra sus novedades y piensas “Este lo quiero. Y este también. Y este, y este otro. Mierda”.

Háblanos de tus próximos proyectos.

Ahora mismo estoy enfrascado en “Memoria Virtual”, que saldrá en primavera. Un libro cyberpunk puro, muy personal, casi autobiográfico. La historia de un programador que reniega de sus recuerdos, que no puede fiarse de ellos. Paranoico, con baja autoestima, no precisamente valiente… mucho más allá de lo que es el antihéroe. ¿Dije ya lo de autobiográfica?

Después de eso tengo proyectada una novela apocalíptica. No post-apocalíptica, no. Apocalipsis de verdad, de esos en los que se abren los infiernos y la tierra estalla en llamas, todo se va a la mierda y no hay “sálvese quien pueda” que valga. Si todo va bien verá la luz dentro de un año.

Aunque, ya son varios los que me han pedido una continuación de las aventuras de Luna y la tripulación de la Trapecia, así que no sé yo sí tendré que anteponer los deseos de los lectores a los míos propios, la verdad es que continuar con Luna, Mark, Blink y Zooth también me hace mucha ilusión. Después de primavera veré.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

¡Muy difícil es lo que me ha parecido! Uno nunca sabe cómo responder a ciertas cosas… bueno, sí. Con sinceridad, y es lo que he hecho. No sé si, por la parte que me toca, habré podido contribuir en que haya sido más divertida que aburrida, eso espero.

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?

¡Claro! ¡Lectores de bien! ¡Amantes de la ciencia ficción buena, de los entrevistadores majos! Un beso fuerte para todos, seguid ahí, porque es el lector el que manda, ¡que no os digan otra cosa!

Noticias Otros Medios

One Response to David Monedero

  1. David 9 julio, 2018 at 19:11

    space opera! interesante……..

    Responder

Deja un comentario