Lazos

Todas las mañanas nuestra calle amanece completamente cubierta de cruces y de lazos negros. Así que llevamos más de un mes apostados, noche tras noche, tras las persianas, en los portales y en los dos bares, en una vigilia infructuosa. El ayuntamiento ha decidido quitar sólo las cruces, vaya usted a saber. Antes era un barrio tranquilo, limpio, agradable, daba gusto venir. Empieza a parecerme que esos tiempos han pasado para siempre.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario