10 curiosidades de la Capilla Sixtina

Esta maravilla situada en Ciudad del Vaticano es sobre todo conocida por los frescos obra de Miguel Ángel. ¡Descubre otras muchas cosas de ella que, seguro, no sabías!

La Capilla Sixtina es, muy probablemente, la estancia más célebre del Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano. Esta capilla debe su nombre al Papa Sixto IV y se erige como una de las obras por excelencia del Renacimiento italiano. Los frescos representan el elemento más destacado de la Capilla Sixtina, los cuales son obra del artista italiano Miguel Ángel. Escenas como ‘La creación de Adán’ o ‘La Expulsión del Jardín del Edén’ son algunas de las más famosas y responsables de que a este lugar acudan millones de visitantes cada año. Pero, ¿crees que lo sabes todo de la Capilla Sixtina? Te contamos 10 curiosidades sobre la capilla más conocida del mundo.

 

  1. Cuando el Papa Sixto IV encargó a Miguel Ángel la misión de pintar los frescos, el artista no estaba muy convencido, ya que se dedicaba sobre todo a la escultura. Incluso, escribió un poema lamentándose de la “tortura” que estaba suponiendo su trabajo, por el esfuerzo físico que requería.

 

  1. La superficie del techo de la Capilla Sixtina es superior a la de una cancha de baloncesto, en concreto, mide 40 x 14 m, mientras que una cancha tiene una longitud de 28 m.

 

  1. Miguel Ángel tardó cuatro años aproximadamente en terminar el fresco (entre 1508 y 1512) y, curiosamente, dejó la representación de Dios para el final, de modo que su técnica estuviera del todo depurada para asumir este importante retrato.

 

  1. A pesar de que, en conjunto, los frescos suponen una de las obras más extraordinarias de todos los tiempos, lo cierto es que hay una parte que falta. Concretamente, en ‘La Embriaguez de Noé’, un trozo de yeso se desprendió y parece que la escena esté inacabada.

 

  1. Varias de las obras de la Capilla Sixtina incluían desnudos, algo que el Papa Pío IV consideró, durante su mandato años después, intolerable. De ahí que ordenara cubrir las partes íntimas con hojas pintadas.

 

  1. En los trabajos de restauración de la pasada década de los 80 y 90, eliminaron varias de estas hojas para que los personajes volvieran a su estado original.

 

  1. A pesar de que es el nombre de Miguel Ángel el que más suena a la hora de hablar de los frescos de la Capilla Sixtina, la realidad es que el primero en pintar los techos fue Piermatteo d’Amelia.

 

  1. La Capilla Sixtina es la estancia clave cuando se trata de escoger a un nuevo Papa. Aquí es donde se realiza el cónclave de cardenales que determinará quién será el próximo Pontífice. Lleva haciéndose así desde el año 1492.

 

  1. Cada año, visitan este lugar alrededor de cinco millones de personas, una cantidad que es similar a la población total de Noruega.

 

  1. Algunas de las principales amenazas a la conservación de la Capilla Sixtina son imperceptibles, como es el aliento o el sudor de los visitantes, aunque también el polvo o el dióxido de carbono. Por ello, se ha creado un revolucionario sistema para minimizar el impacto de estos elementos.

Noticias Otros Medios

Deja un comentario