Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/ocio/wp-includes/post-template.php on line 293

¿Cómo ha evolucionado el patinete hasta el día de hoy?


Los hoverboard y los patinetes eléctricos se han convertido en dos de los productos más populares del momento a nivel mundial.

Su presencia se ha incrementado de manera notable en las tiendas y también en las calles, especialmente en las grandes ciudades. Cada vez nos encontramos con más modelos y personas que hacen uso de este tipo de vehículos.

Son productos muy innovadores y que gozan actualmente de una gran popularidad. Pero la realidad es que los orígenes de los mismos datan de décadas atrás. Son en gran parte una evolución de la cultura skater, que tuvo su momento más álgido en los años noventa.

El skate en los años 80 y 90

La década de los 80, especialmente en la segunda mitad y la de los años noventa fueron los períodos en los que la cultura skater vivieron su momento de mayor importancia. Los primeros patinetes fueron creados en 1960, pero no fue hasta los años 80 cuando empezaron a surgir nuevas versiones de los mismos.

Su popularidad empezó a aumentar a gran ritmo en Estados Unidos, junto a la de los monopatines. En muchos casos, eran personas que hacían surf las que empezaron a usar este tipo de vehículos en zonas urbanas y costeras en el país.

Esta popularidad traspasó pronto fronteras, llegando a más países en el mundo. También dejó de ser algo exclusivo de las calles y empezamos a ver películas o series de televisión con skaters como protagonistas.

Gleaming The Cube (Al filo del Abismo en Castellano) fue una película lanzada en 1989, que supuso un importante impulso para el skating como movimiento en general. Si bien no fue un éxito en cines, se ha convertido en una película de culto para muchos consumidores en todo el mundo.

Los Simpsons son otros de los responsables del éxito de monopatines y patinetes. Gracias a su protagonista Bart Simpson. Se convirtió en algo frecuente poder ver a un personaje moverse en skate en todo momento.

Además, el patinete iba asociado a una imagen de rebeldía y libertad para los usuarios. La mayoría de personas que usaban uno eran jóvenes, de edades en muchos casos inferiores a los 25 años.

Como ya he comentado antes, el hoverboard es otro de los productos más populares de la actualidad. También el origen del mismo se podría decir que está a finales de la década de los 80.

Ya que fue en la segunda entrega de Regreso al Futuro, pudimos ver unas tablas flotantes, cuyo diseño inspiró en parte el de los hoverboard actuales.

Se trata del patín volador de Marty McFly. Un producto que millones de personas deseaban poder comprar por aquel entonces cuando la película se lanzó en los cines de todo el mundo.

Años más tarde hemos podido ver que este patín flotante, o tabla flotante, ha supuesto parte de la inspiración en el diseño de un hoverboard, a diferencia de las ruedas presentes en estos modelos. Un vehículo al que el usuario se sube, sin nada a lo que sujetarse y debe controlar mediante movimientos con el cuerpo.

Aunque en el caso de los hoverboard, no ha sido hasta 2014 – 2015 cuando lo hemos empezado a ver en el mercado de manera oficial. Desde entonces, se ha convertido en un producto con gran presencia.

Pero esta cultura skater que se desarrolló en los años 90 ha sido la inspiración de estos productos actuales. Podemos ver que sus diseños han evolucionado, en muchos casos incorporando un motor. Pero mantienen el principio de permitir a los usuarios moverse con libertad en la ciudad.

Patinetes eléctricos y hoverboard hoy

Tanto los hoverboard como los patinetes eléctricos son productos de enorme popularidad en el mercado internacional. Especialmente los vemos en grandes ciudades. En el caso de España y Barcelona podemos ver una gran cantidad de usuarios usando patinetes eléctricos. Se han convertido en un medio de transporte de gran comodidad para el día a día.

Algo comprensible, ya que alcanzan velocidades de hasta 20 km/h en algunos casos. Además, te permiten plegarlos, lo que hace que ocupen poco espacio. Son una buena manera de evitar atascos cada día mientras acudes a tu trabajo. Si bien ya ha habido algunos accidentes y polémicas al respecto.

El principal problema es que no hay unos carriles propios para este tipo de vehículos. Esto complica su uso en las ciudades.

Además, las nuevas ordenanzas municipales que llegan no aportan demasiadas soluciones, incluso planea la sombra de la prohibición, cuando son una buena manera de solucionar una parte del problema del tráfico en grandes ciudades. Pero en algunos casos se dan pasos en una buena dirección, permitiendo incluso alquilar patinetes en algunas ciudades.

También se presentan como una buena opción para turistas a la hora de moverse en una ciudad.

Lo que queda claro es que en la actualidad vamos a seguir viendo estos hoverboard y patinetes eléctricos en ciudades. Su evolución a lo largo de las décadas ha sido de gran importancia, así como su popularidad entre los consumidores.

Así que lo más probable es que vayan a tener un rol de relevancia en la manera en la que las personas se moverán en las ciudades en los próximos años.