Salamanca, iglesia de Consuelo


SALAMANCA, IGLESIA DE CONSUELO
Se construyó en el siglo XII. La mandó construir la reina Doña Urraca para que descansaran sus restos, pero después no descansaron ahí.
Tiene la planta redonda, como las iglesias de los templarios. Es la única iglesia redonda de Salamanca. Por dentro tiene un espacio musical dividido en tres naves por dos filas de columnas.
Está en la puerta de Zamora, por eso algunos historiadores dicen que formaba parte de las defensas de la ciudad. Por fuera parece redonda, pero en realidad tiene dos cuerpos, que se enganchan en dos esquinas. En las puertas hay arcos de un gótico tímido. Un hilo de arquitos diminutos peina la cornisa en lo alto. Encima hay un campanario como un pájaro que se posara más tarde.
Es la iglesia que en Salamanca prefiere Consuelo, por eso para mí es la iglesia de Consuelo. Es la que le da alegría, la que le sale a su encuentro continuamente. Es la que se ha hecho su amiga, o tal vez se ha hecho su ahijada. Es su confidente y su consuelo.
Dentro hay pinturas románicas mágicas que parecen un milagro a través del tiempo. Hay una pintura deliciosa de San Cristóbal con una palmera, de esas que le gustaban a Rilke. San Cristóbal tiene tanto entusiasmo que incluso pasa a Dios a través del agua. Y la pintaron con delicado entusiasmo. Le pusieron la barba lavada.
Hay un Cristo románico que flota sobre nosotros lleno de energía. Parece que nos quiere levantar con los brazos abiertos. Hay una Anunciación que nos anuncia algo a todos. Hay una figura que lleva una cruz metida en un círculo como los celtas. Esta es la iglesia que consuela a Consuelo.
ANTONIO COSTA GÓMEZ

FOTO: CONSUELO DE ARCO