Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/15/d389529482/htdocs/ocio/wp-includes/post-template.php on line 293

Natalia Gómez

¡Saludos, lectores!!!! Estamos en una nueva entrevista para Entretanto Magazine y Preguntas con arte, en este caso con la escritora Natalia Gómez. ¡Hola, Natalia! ¿Puedes presentarte tú mismo para que nuestros lectores puedan conocerte?

Hola, Carlos y lectores.

Nací en Logroño hace cuarenta y ocho años. La lectura me ha acompañado desde la infancia, de hecho, fui una lectora bastante precoz. En la adolescencia comencé mis primeros pinitos con la escritura, pero, por no sé qué motivos, posiblemente la edad, lo dejé y encaminé mis pasos hacia una formación de ciencias. Cursé estudios en Madrid y durante años mi vida profesional estuvo ligada a varios departamentos financieros.

Después de una etapa personal bastante difícil, y una larga enfermedad, di un giro completo. Puedo decir que me reinventé. Me formé en varias disciplinas deportivas y retomé aquella faceta literaria que hacía años estaba enterrada.

En 2014 comencé a escribir Tras el objetivo, mi primera novela y desde entonces no la he abandonado.

Ahora compagino, haciendo malabarismos, la gerencia de mi estudio de actividades dirigidas con la escritura.

Si alguien quiere saber más de ti, ¿dónde puede informarse?

En la Wikipedia y en mis redes sociales. En ellas soy, casi, como un libro abierto.

Facebook: @nataliagomezescritora

Instagram: @nataliagomeznavajas

Twitter: @nataliagomezn

Linkedin: Natalia Gómez

Eres una autora premiada, quedaste finalista en el II Premio Cartagena Negra y ganaste el II Premio de Literatura Ilustrada Villa. ¿Qué se siente al recibir un premio de este tipo?

Una alegría enorme. Un premio es el reconocimiento oficial a un trabajo bien hecho. Aunque para mí, el mejor premio, que puede existir en el mundo de la literatura, es poder llegar a los lectores. Ser capaz de poder generar emociones a través de las palabras.

Sigo pensando que el público es una pieza importantísima dentro de este engranaje; El Quijote, sin lectores, no sería la obra maestra que es.

¿Has notado un aumento en tus ventas o popularidad tras ganar los premios? ¿Crees que sirven como trampolín?

A pesar de no estar hablando de premios como el Planeta, Nadal… u otros tantos que dan publicidad a nivel mundial, sí que puedo decir que un premio ayuda a tener más reconocimiento, a llegar a más lectores y a subir un peldaño en la carrera literaria. Creo que además de esto, hoy en día, es necesaria una labor de marketing importante. Hay muchos escritores y las nuevas modalidades de publicación han ampliado la oferta literaria. Sin una buena labor comercial por parte de la editorial, poder llegar a las librerías es muy complicado.

Sigamos hablando ahora de tu género predilecto, la novela negra. ¿Por qué lo elegiste? ¿Qué te atrae de este género?

Cuando comencé a escribir Tras el objetivo, en ningún momento se me ocurrió encasillarla dentro de un género. De hecho, fue el periodista que me hizo la primera entrevista tras su publicación, el que la definió como novela negra coral.

Sí que es cierto que a la hora de escribir me sentía mucho más cómoda en las escenas del antagonista que en las de los protagonistas. Los malos tienen algo especial… (Risas) No, en serio, un personaje malvado, para mí, da más juego: no necesito seguir una línea de comportamiento, no tienen reglas. En determinados momentos, puedes usar un lenguaje más soez si lo requiere. Son menos encorsetados.

Creo que la novela negra es una herramienta de denuncia social. En ella caben los típicos detectives de gabardina y sombrero de ala ancha y también los temas actuales, vigentes en la sociedad de hoy en día: drogas, prostitución, corrupción… Un amplio abanico por el que te puedes mover.

¿Qué tiene que tener una novela negra para atraer al público?

Yo hablaría de cualquier novela, no solo de la negra, un buen argumento, para empezar. Una historia que te atrape desde las primeras páginas y que no quieras, ni soltar, ni que termine. Unos personajes con los que el lector pueda identificarse de alguna manera; necesitamos héroes de carme y hueso. Y un final de vértigo, de los que no puedas olvidar.

Has mencionado ya varias veces Tras el objetivo. Cuéntanos su argumento.

Laura Ferrer es una fotógrafa que viaja a Nueva Orleans para cubrir el Mardi Gras. Allí conoce a James, un escritor que ha viajado a la ciudad en busca de inspiración para su próxima novela.

El disparo inocente de la cámara de fotos de la protagonista hará que todo su mundo se vuelva patas arriba y que el infierno se abra ante ellos. Una imagen que nunca debería haber sido captada es el motivo por el que uno de los capos más peligrosos del mundo quiera acabar con ellos.

A partir de ahí, los personajes nos hacen viajar por varios países en los que se desarrolla la acción. Personas normales como tú o como yo que se ven envueltas en un trepidante thriller, obligados a una carrera para salvar su vida.

Sigamos con Buzali. El origen, la novela con la que quedaste finalista en Cartagena Negra. De nuevo, explícanos de qué va.

Aleksander Buzali es el antagonista de Tras el objetivo. Como te he comentado antes, al escribirla me sentí muy cómoda con este personaje, un mafioso de origen albanés que había fingido su muerte para escapar de la justicia.

En la primera novela, Aleksander es un  hombre maduro, con contactos muy importantes en el mundo del hampa. Su personaje, más que aparecer, se intuye a lo largo de toda la novela, planeando amenazante sobre nuestros protagonistas. Me enamoró, necesitaba contar su historia, qué le había llevado a infravalorar la vida humana, cómo había conseguido escalar posiciones en un mundo de proxenetas, cárteles, y gobiernos que no dudan en traspasar la línea que separa el bien del mal con tal de conseguir sus propósitos. Así que Buzali. El origen nos descubre a un Aleksander que a los quince años es obligado por las leyes de su clan a ajusticiar a su primera víctima.

Y terminemos con tu obra más reciente, “El mago y la daga”, que ganó el Premio de Literatura Ilustrada Villa de Nalda e Islallana. Háblanos ahora de ella.

El relato de El mago y la daga surge cuando me entero que Nalda, una población que está a unos quince kilómetros de Logroño, organiza un premio de literatura. Una de las bases de este premio es la ubicación, debe ser la villa. Desde hace unos años, el Ayuntamiento está invirtiendo en recuperar el castillo que ya existía en el siglo XII.

Al documentarme, me di cuenta que La Rioja, durante la Edad Media, fue un emplazamiento muy importante, y la familia Arellano jugó un papel crucial en la Historia para que Enrique de Trastámara ocupara el trono de Castilla.

Así que comencé a cruzar ficción con realidad y surgió una historia de magia con tintes históricos.

Al parecer, El mago y la daga supone un ligero cambio de registro en tu carrera, orientando una obra hacia la fantasía. ¿Es así? ¿Te sentiste cómoda con este nuevo enfoque?

Sí, aparecen magos, brujas, caballeros medievales… Como te he comentado antes, en mis principios como escritora, no me había propuesto decantarme por un tipo de género. Tampoco quiero hacerlo ahora, busco historias y personajes con los que sentirme a gusto y comienzo a escribir sobre ellos. Lo que más me costó del relato fue su extensión: poder comprimir una historia en menos de cien páginas, y mostrar unos personajes y sucesos que, aunque breves, estén completos.

Recientemente, Buzali: el origen ha sido reeditada por Cazador de Ratas. ¿Cómo te sientes respecto a la reedición? ¿Crees que puede darle más empaque del que ya tenía?

Me siento volar, podría tocar el cielo. Hoy en día, si publicar de manera tradicional es muy complicado, no te digo nada que una editorial se fije y quiera reeditar un libro, es dificilísimo. Así que es todo un honor que Carmen Moreno haya apostado por Buzali. No es porque la haya escrito yo (risas), pero creo que es una novela muy buena que necesita una oportunidad para ser conocida.

No hay duda que Cazador de Ratas tiene más proyección que mi otra editorial, así que espero que obtenga una mayor visibilidad.

El título de Buzali sugiere que es una primera parte. ¿Es así? ¿Tienes previsto hacer continuaciones?

No, Buzali es la precuela de Tras el objetivo. Así que podría decirse que es una bilogía cerrada, aunque cada título sea individual. Lo único que tienen en común es el personaje de Aleksander.

Y aparte de Buzali, ¿cuáles son tus proyectos futuros?

He terminado mi tercera novela. Está en manos de mi agente y espero que vea la luz en breve.

Ahora, maquinando, en busca de nuevas historias que me lleven a seguir esta carrera. En mi caso, una vez probado lo que se siente al escribir, no creo que pueda dejarlo nunca.

Ya terminando, ¿esta entrevista te ha parecido divertida o aburrida?

Muy divertida. Me lo he pasado genial durante este ratito tan bueno. Así que te doy las gracias por permitir que los lectores conozcan algo más de mí y de mi obra.

Y ya para terminar, ¿puedes mandar un saludo a nuestros lectores?

Por supuesto. A ellos les mando un saludo muy cordial y quiero darles las gracias por leer. Un día me dijeron que los escritores éramos creadores de sueños, estoy de acuerdo, y añadiría más: los lectores sois los encargados de darles vida. Sin vosotros no seríamos nada.

Deja un comentario