5 consejos del siglo XXI para una primera cita


Estamos en una época en donde las citas, más que algo obligatorio deben ser algo divertido y espontaneo. Ya no se busca tener una cita simplemente para poder contraer matrimonio, sino para poder conocer a alguien y pasar buenos momentos.

Pero, aunque ya no es visto como algo tan formal, aún así siempre es bueno contar con un poco de ayuda. ¿Quieres saber qué hacer y que no hacer? ¿Qué decir y que no decir?

En este artículo te daremos 5 consejos de este siglo para una primera cita. Y con ellos, y un poco de suerte, podrás tener una segunda cita si es que así lo deseas.

1. Prepárate para tu cita

Antes de una entrevista de trabajo o algún proceso importante similar, nos preparamos meticulosamente. Preparamos nuestro mejor atuendo, y tratamos de que todos los elementos de este combinen.

Cuando tenemos una cita, la preparación debe ser similar. Pero, con una diferencia: muestra quien eres.

Primero, imagina cómo quieres que tu próxima cita te vea. Si quieres que te considere como alguien que disfruta actividades extremas, alguien que disfruta la música, alguien silencioso.

Cualquier idea que quieras que tu cita tenga sobre ti, trata de proyectarlo. Así, desde la primera impresión la otra persona sabrá que puede esperar de ti.

2. Planea la cita

No nos referimos a ser extremadamente específicos con los planes de la primera cita. Pero, normalmente, la primera cita debe darse en un ambiente adecuado en el que los dos podáis conoceros mejor y ver si tenéis ganas de seguir conociéndoos. Por eso, lugares muy ruidosos probablemente no sean lo que tu cita se espere. Si no conoces a la persona demasiado, podrías evitar lo siguiente: llevarla a un concierto, especialmente si no conoces su gusto musical.

Recuerda también que lugares como un club nocturno pueden herir ciertas sensibilidades y sacar a relucir aspectos negativos en la primera cita. Siempre trata de tener actividades neutrales planeadas, y actividades de reserva en caso de que alguna de las actividades principales se cancele y no pueda realizarse.

3. Sé honesto

Ser tu mismo, te permite recibir justo lo que mereces y deseas.

Si eres deshonesto al respecto de tus gustos o tu trabajo y prosigues viendo a la persona, tarde o temprano tendrás que reivindicarlo.

4. No hagas nada sin consultarlo con la otra persona antes

Cuida que la otra persona siempre esté cómoda. Especialmente en momentos de intimidad física, busca señales que te indiquen que la otra persona se encuentra bien.

Si te aleja o muestra algún gesto de descontento, tómalo en cuenta y dale su espacio.

5. Relájate

Trata de sentirte relajado antes de la cita.

Si empiezas una primera cita, en un estado tenso puedes llegar a alterar a la otra persona y ninguno de los dos tendrá una buena experiencia. Mantente en un estado relajado, y recuerda que, si algo sale mal, siempre hay una manera de arreglarlo.

Espero que estos consejos te hayan servido y que tu próxima cita sea fantástica. Recuerda que planearla es importante, y que siempre debes asegurarte de que la otra persona está cómoda con todo lo que está sucediendo durante la totalidad de la cita.

Cuídate, y buena suerte.