Conversaciones con mamá. 38 Festival de Teatro Vegas Bajas

La propuesta, para su inauguración, del 38 Festival de Teatro Vegas Bajas, ofreció un texto agridulce del argentino Santiago Carlos Oves en adaptación de Jordi Galcerán. La visita de un hijo a su madre, oculta una petición egoísta. Quiere vender el piso para solucionar sus propios problemas. Los personajes navegan en una escenografía de Rafael Garrigós, donde lo cotidiano se apodera del escenario, para representar los problemas y vivencias de cada día con los que se sienten identificados los espectadores. Disfrutar sobre las tablas de una actriz como María Luisa Merlo, es acudir a un recital de guiños, sabiduría escénica, escuela y expresión de las emociones. La dirección de Pilar Massa juega con el tempo, lo dilata, deja que el espectador asimile los cambios del personaje interpretado por Jesús Cisneros. Todo el devenir se apoya en tiempos muertos con el personaje mirando hacia la platea, contrapunteado por un tango, dejando que las emociones se anclen en su rostro.
La evolución del tiempo también se apoya en un jersey rojo, que la madre va tejiendo hasta terminarlo. La madre habita en ese instante donde todo se relativiza y lo verdaderamente esencial se saborea Un instante lleno de sabiduría. El hijo está controlado por el entorno, el coche, la hipoteca, el tren de vida elevado. Como en la vida misma, el hachazo llega en forma de reajuste de personal. El hijo necesitará de toda la sabiduría de la madre para retomar su vida y dar valor a las cosas verdaderamente esenciales.
Dentro de ese; casi setentero; espacio nuestro de cada día (tendedero, alacena, mantel) se va desarrollando un “tour de force” interpretativo, donde los actores juegan con la ternura, el humor, la crítica social, los reproches y una cierta melancolía. Cobran importancia los personajes elípticos como la nueva pareja de la madre, un anarcojubilado que sobrevuela con sus aforismos y filosofía vital y aporta densidad al pathos. También las referencias a la suegra (sembradas de humor) constituyen aspectos fundamentales en la estructura vital de los personajes. Estos se enriquecen mutuamente en base a ingeniosos (y certeros) diálogos, caminando juntos hacia un espacio de comprensión y de unión, que culminará en el sorpresivo desenlace. Conversaciones con mamá esconde lo trascendente tras el antifaz de la cotidianidad, lo universal tras el disfraz del pisito de ciudad dormitorio. El conflicto, bajo la máscara del humor. Toda la sabiduría escénica de María Luisa Merlo juega en este drama existencial, donde madre e hijo se han convertido en dos desconocidos que necesitan retomar sus vidas. Una madre que trata de hacer volver al redil liberal y tolerante al hijo, convertido en burgués gentilhombre. Funciona la química entre Jesús Cisneros y la veterana actriz, conformando una relación de respeto y afecto donde; tras las réplicas y reproches; se esconde el respeto y el amor. El texto peina temas trascendentales para el ser humano. Algunos que no nos gusta tocar ¿Vas a llorar cuando me muera?, la soledad, el egoísmo de los hijos.
Conversaciones con mamá es un texto inteligente, pleno de dignidad, de ternura, y camuflado bajo el disfraz del humor, pero que oculta una potente carga de profundidad.
Y es; sobre todo; un recital de soberanía escénica de una actriz de la época de oro del teatro, que crea interrogantes. Al final de esta vida, lo que importa, es compartir un plato de sopa con tu madre. Aprender que, en la vida, a cada cosa hay que darle la importancia que se merece.

EQUIPO ARTÍSTICO

 

Descalzos Producciones
INTÉRPRETES:María Luisa Merlo y Jesús Cisneros.
EDAD RECOMENDADA:Todos los públicos.
DURACIÓN:87 min.
AUTOR:Santiago Carlos Oves y Jordi Galcerán.
DIRECCIÓN:Pilar Massa.

Conversaciones con mamá