Los estilos más actuales en la decoración de oficinas


Son muchas las personas que se pasan las horas trabajando en la oficina, razón por la cual es importante que este espacio resulte de lo más acogedor y que aporte tranquilidad. Desde el sector de la decoración, los profesionales aconsejan no tomarse este aspecto a la ligera, ya que incide directamente en la productividad, toda vez que contribuye a la mejora del ambiente de trabajo.

A continuación, vamos a ver cuáles son las principales tendencias en estos momentos en el mundo de la decoración de oficinas.

Minimalismo, un estilo que se afianza

El minimalismo es tendencia hace tiempo. Es decir: muebles, solo los justos, y todos ellos en tonos muy neutrales. Y eso no significa que no exista espacio de almacenaje. Una de las grandes ventajas de este estilo es que aporta mucha paz.

Vintage: el amor por la nostalgia

Es indiscutible que lo vintage se lleva, y se trata de una tendencia que comenzó en la decoración de hogares pero que ha llegado también a los muebles de oficina. De hecho, encontrar sillas y mesas de oficina inspiradas es este estilo no es tarea complicada. Y es que sin duda, el vintage es uno de los estilos más acogedores para las oficinas.

El protagonismo del lujo

Otro estilo que ocupa actualmente un papel importante en la decoración de oficinas es el más lujoso. Se deja ver especialmente en notarías, bufetes de abogados y otros negocios relacionados con el mundo jurídico.

En estos casos se imponen suelos de mármol, sillas de oficinas elegantes pero ergonómicas, y muebles de madera de la mejor calidad. La clave está en la ostentosidad.

Estilo moderno: una apuesta segura

Podemos definir el estilo moderno como el que combina maderas, aluminio y colores vivos. Puede estar orientado más hacia lo masculino o lo femenino, según la imagen que desee dar la empresa y sus trabajadores, el mensaje que se quera transmitir al público.

Pues bien la popularidad que ha ido ganando este estilo con el tiempo ha hecho que hoy en día sea posible encontrar sillas de oficina en todos aquellos colores que se puedan imaginar.

Tecnología por doquier

Hoy en día no nos queda más remedio que estar conectados en todo momento, y esta necesidad se ha colado también en la decoración de las oficinas. Mesas de las que salen directamente pantallas de ordenadores, o en las que se elevan los portátiles con los que hay que trabajar, son buena muestra de ello. Los principales materiales dentro de este estilo suelen ser el aluminio y el cristal.

La sostenibilidad se abre paso

La preocupación por el cuidado del medio ambiente es una tendencia en alza, que tiene un papel importante en la industria de la moda y que también se ha hecho un hueco fundamental en lo que a la decoración de oficinas se refiere. Por ello, en muchas empresas deciden decorar sus espacios con objetos fabricados a base de materiales que cuidan de nuestro planeta. Y es indiscutible la agradable sensación que se siente al entrar en ellos.